El paro del transporte continúa con dos sectores empantanados en sus posturas, siendo los vecinos los más afectados.