Emily Ratajkowski, la chica del videoclip censurado que se convirtió en la mujer más sexy del mundo

162

Infobae

La joven inglesa comenzó en una serie infantil, pero saltó a la fama por su desnudo en el clip de ‘Blurred Lines’, el hit de Robin Thicke. El reconocimiento le valió llegar al cine y múltiples portadas de las revista de lifestyle más importantes. La historia de @Emrata, la mujer más codiciada de las redes sociales

Ya en su primera incursión en la pantalla chica llamó la atención por su belleza. Sus piernas largas, sus labios carnosos, sus rasgos delicados. Con 18 años, participó en solo dos capítulos de la serie infantil Icarly, de Nickelodeon, en la que encarnó al amor platónico de uno de los personajes principales, Gibby. Cada aparición suya en escena robaba miradas, cautivaba.

Cada suceso en su vida transcurrió a toda velocidad. Para Emily Ratajkowski primero fue el modelaje, después la actuación para volver de nuevo al modelaje. Con solo 14 años era una de las adolescentes más requeridas por marcas como Carl’s Jr., Forever 21, Nordstrom y Frederick’s of Hollywood.

Sin embargo, una vez llegada la mayoría de edad, decidió dejar las campañas y los desfiles a un lado para priorizar su carrera actoral. «Desde siempre me gustó el teatro, el ballet y hasta jugué fútbol. Mis papás no querían que fuera modelo», le contó por entonces a la revista Rolling Stone.

Su breve paso por la pantalla chica llamó la atención, pero su real salto a la fama llegaría gracias a su participación en el videoclip del hit Blurred Lines, interpretado por Robin Thicke y Pharrell Williams. Mientras los artistas cantan, a su alrededor circulan, bailan, se dejan seducir por los cantantes, tres mujeres con curvas pronunciadas, desnudas, solo con zapatos y bragas. Entre ellas, Emily Ratajkowski