La Gran Mentira

Todo lo creado por Dios siempre será una gran verdad. Por esa razón es que el enemigo no tiene ningún poder de anular las verdades de Dios.

La única herramienta que tiene él es hacerte creer que no es cierto, por esa razón es que el Evangelio se trata de “Creer”, se trata de la fe en creer que todo lo que Dios te ha dicho es verdadero e irrevocable.

La realidad es que muchos cristianos “creyentes” han dejado minar sus mentes con las mentira que el enemigo te dices para así ganar campo en tu mente y corazón la solución para esto es ser un creyente radical antes las situaciones.

Cuando el enemigo te diga una mentira anula y reemplaza.

Si te dice: que no eres querido por nadie, anula y reemplaza por una verdad: Juan 3:16 porque de tal manera me amó Dios que mandó a su único hijo para que muriera por la redención de mis pecados.

Si te dice: No podrás lograr nada de lo que quieres y deseas, tu dile: Filipenses 4:13 todo lo puedo en Cristo, que me fortalece.

Si te dice: eso te pasó para que veas que Dios no es perfecto, tú dile: Romanos 8:28 a los que aman a Dios todas las cosas les ayudan para bien.

El enemigo no podrá contigo, pues tu mente y corazón estarán fortalecidos en la palabra del Señor, que te vivifica en su verdad Plena.