Suspenden cautelar de Achá por una “mala notificación”

 

ERBOL

La jueza Cinthia Delgadillo determinó este martes suspender la audiencia de medidas cautelares del expresidente de YPFB, Guillermo Achá, quien está acusado de delitos de corrupción por el caso taladros.

El fiscal Ruddy Terrazas explicó que la decisión de la autoridad jurisdiccional se debe a que supuestamente hubo “una mala notificación” para el Viceministerio de Transparencia, que hizo la denuncia por este caso.

El abogado de Achá, Héctor Castellón, calificó la suspensión como un atropello y manifestó que la audiencia debió realizarse porque a su criterio se cumplió con la notificación al Viceministerio.

Según el fiscal y el abogado, se espera que la audiencia cautelar se realice el miércoles, que es feriado, a cargo del juzgado de turno.

Achá fue imputado por delitos de corrupción respecto a la contratación que hizo YPFB a la empresa italiana Drillmec para la provisión de tres equipos de perforación por 148 millones de dólares.

Enmanillado y con custodia policial, el expresidente de YPFB fue conducido por las calles del centro paceño hacia el tribunal.

A menos de una semana de dejar la presidencia de la empresa estatal más grande de Bolivia, Achá podría ser recluido en un centro penitenciario con detención preventiva.

Su defensa insiste en su inocencia, sin embargo, el Ministerio Público consideró que existen suficientes indicios para la aprehensión e imputación del expresidente de YPFB.