Fabricio Fuentes ya piensa en el Dakar 2018

 

JOAQUÍN JORDÁN AZURDUY

Como ya nos tiene acostumbrado el piloto tarijeño Fabricio Fuentes, se  ausentó a participar en el Rally de Marruecos, todo esto es parte de su preparación rumbo al Rally Dakar 2018, que pasará por los territorios de Perú, Bolivia y Argentina, el villamonteño partió desde Santa Cruz hasta la sede de la competencia.

“Del proyecto que tengo Bolivia competitiva, 2018 hemos tomado la firme decisión de poder representar una vez más al país mi región del Chaco y Tarija, para ese sentido vamos a correr tres fechas mundiales, ahora vamos a ir a correr a Marruecos del 7 al 11 de mayo para tal efecto venimos entrenando desde marzo, viendo muchas debilidades por mejorar, será la primera vez que vaya a correr este Dakar Series que demanda bastante preparación física, estar en la dunas de arena necesitas mucha concentración”, declaró.

Andrés Fernández quien es su nutricionista, se refirió a la alimentación que debe llevar el piloto chaqueño.

“Lo que se está haciendo con el son ciclos de entrenamiento para tener una mejor respuesta dándole producto secos y que manera un peso acorde y que rinda de manera favorable”, explicó.

Asimismo su preparador físico José Ballón, dio a conocer en qué aspectos se trabaja más.

“Venimos trabajando desde el mes de marzo en lo que es la preparación física, para poder exigir y llegar en óptimas condiciones”, afirmó.

El deportista tarijeño  pretende llegar de la mejor manera al próximo Dakar y lograr una mejor performance por lo que no quiere dejar ningún clavo suelto.

Esta competencia fue incluida en el calendario de preparación para el 2018, correré tres fechas mundiales, pero también participaré en los Dakar Series, no son las únicas carreras en las que estaré, mi objetivo es llegar en mejores condiciones para el siguiente año, en una pasada presentación nombré a mi proyecto como Bolivia Competitiva”, declaró el piloto. Fuentes subrayó que su principal propósito es ser “competitivo”, pero para ese fin también tuvo que tocar muchas puertas y ser respaldado económicamente.