Marine Le Pen celebró, disputará con Emmanuel Macron la segunda vuelta en las elecciones francesas

INFOBAE

Tras el cierre definitivo de los comicios en Francia, el candidato Emmanuel Macron se impondría en las tendencias, a la espera de resultados oficiales publicados por el ministerio del Interior francés, seguido de cerca por Marine Le Pen, lo que significaría que ambos políticos se enfrentarían en segunda vuelta de confirmarse la tendencia.

En tanto el republicano François Fillon, quien ya aceptó la derrota y llamó a votar por Macron, y el izquierdista Jean-Luc Mélenchon quedaban rezagados y fuera de segunda vuelta.

El socialista Benoît Hamon, que quedó en un lejano quinto lugar, pidió a sus seguidores que voten por Macron en la segunda vuelta que lo enfrentaría con Le Pen, según reportó la agencia AFP.

La consultora IPSOS da como resultado 23,7 por ciento para Macron y 21,9 para Le Pen, mientras que Fillon obtiene el 19,7% y Mélenchon el 19,2%.

Un sondeo boca de urna citado por la televisión belga RTBF, debido a la prohibición de divulgar tales encuestas en medios franceses, había adelantado el liderazgo de Macron con el 24% de los votos, seguido por Le Pen con 22%, los dos favoritos para la segunda vuelta.

Las reñidas elecciones francesas enfrentan a 11 candidatos de los cuales sólo cuatro tienen chances de ganar. Éstos representan a modelos de país muy diferentes, con un electorado atomizado y sin grandes nombres que atraigan multitudes, al tiempo que los partidos políticos tradicionales se encuentran desacreditados.

De esta competencia deberá surgir el sucesor del actual presidente, el socialista François Hollande.

Festejó Le Pen

La candidata derechista Marine Le Pen celebró el domingo un «resultado histórico» en la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Francia, donde habría alcanzado un 21,9% según estimaciones privadas, y aseguró que «está en juego la supervivencia de Francia» de cara a la segunda vuelta en la que competirá con el centrista Emmanuel Macron.

Frente a sus seguidores en su cuartel general, Le Pen dijo que había una «opción simple» y que se debía luchar contra «la salvaje globalización», según reportó la cadena France24.

«Esto es lo que está en juego, la supervivencia de Francia», aseguró.

La ultra conservadora también señaló que su competidor en el ballotage, que se imponía el domingo con el 23,7% en primera vuelta, es el «heredero de [el presidente francés] Hollande» y que no traerá ningún cambio.

«Hemos superado una etapa», declaró la líder del Frente Nacional (FN), urgiendo a los franceses a «aprovechar esta oportunidad única» para «liberar al pueblo francés».

La candidata derechista llamó a luchar contra “la salvaje globalización” de cara a la segunda vuelta con Emmanuel Macron