Bolivia llama al Consejo de Seguridad a defender el multilateralismo

 

ABI

El embajador boliviano ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Sacha Llorenti, llamó el miércoles a los miembros del Consejo de Seguridad a defender el multilateralismo, frente a decisiones unilaterales que menoscaban el diálogo y obstaculizan el camino de la paz, como en Siria.

«Bolivia nuevamente llama a este Consejo (de Seguridad) a que, en cumplimiento de la carta de las Naciones Unidas, defendamos al multilateralismo y, por supuesto, creo que no sobra decir que lo opuesto al multilateralismo es el unilateralismo», dijo en la sesión ordinaria del Consejo de Seguridad, que debate la situación de Siria.

Llorenti aseguró que todo tipo de acción unilateral menoscaba el proceso de diálogo y obstaculiza el camino a la consolidación de la paz, como el caso de Siria, país en el que miles de personas son víctimas de conflictos internos.

«Los diálogos de paz deben continuar sin dilaciones y deben desarrollarse de manera que se afiancen y consoliden los mandatos de la resolución 2254 de este Consejo, que son un ejemplo claro de que es posible actuar de manera coordinada y unánime», subrayó el diplomático boliviano.

Sacha Llorenti llamó al trabajo conjunto de las partes involucradas para que continúe el proceso de paz en Siria, «sobre l base de un diálogo franco incluyente y constructivo»

«Instamos a las partes involucradas a deponer de manera definitiva cualquier conducta o actitud beligerante y nos sumamos a lo expresado por el propio secretario general (de la ONU) en sentido de evitar que se escalen las tensiones sobre este tema», exhortó.

La intervención de Llorenti en esa instancia de la ONU surge en medio de un ambiente de tensión mundial generada por el bombardeo unilateral que realizó la pasada semana Estados Unidos sobre Siria, en respuesta a un ataque con armas químicas, acción de la que aún no se encuentran responsables.

«Es verdad que no entendemos la lógica de que no se tenga una condena y ya se haya convertido en un ataque y luego se plantee después una investigación», cuestionó.

En siete años de guerra interna en Siria, generada por la inestabilidad y el terrorismo, el conflicto ya cobró la vida de más de 400.000 personas, pese a los esfuerzos de ese país.