Noticias El Periódico Tarija

 

IGOR GUZMÁN/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico, abril 5/2017)

Una mujer encontró a su hijo, de nueve años, ahorcado con una cuerda de su columpio. La desgracia ocurrió la tarde del lunes, en la comunidad de Chorcoya–Méndez. En este hecho, el pequeño perdió la vida de manera accidental, en el juego que tenía dentro de su domicilio.

El comandante departamental de la Policía de Tarija, Alfonso Mendoza, informó que los uniformados de Iscayachi realizaron el levantamiento legal del cadáver de un niño, de nueve años, en la comunidad de Chorcoya–Mendez, a las ocho de la noche del lunes.

“Se encontraba en posición decúbito dorsal, cuando los funcionarios se trasladaron ahí y lo identificaron como René Armella Rueda, quien cursaba el quinto básico”, dijo el uniformado.

Con referencia a lo sucedido, Mendoza explicó que a las 18.00, el pequeño se encontraba en su domicilio, jugando, fue ahí donde su madre le llamó la atención, ordenándole que haga su tarea, ya que estaba con malas calificaciones en su escuela. El niño hizo caso omiso, para salir a jugar con el columpio fabricado por una cuerda amarrada al tronco de un árbol.

“Al jugar, de manera accidental se enredó en la cuerda, a la altura del cuello, llegando a caer al suelo, donde quedó en posición decúbito dorsal, asfixiado por presión que ejerció la cuerda”, señaló el oficial.

Después de varios minutos, en el momento en que su madre iba a preparar el té de la tarde, fue a buscar al chiquillo, encontrándolo ya sin vida. La Policía se enteró del hecho después de recibir una llamada telefónica de la señora y de inmediato se dirigió al lugar el fiscal de turno Moisés Cardona junto con la forense, quien determinó que la muerte del pequeño se debió a una asfixia mecánica por ahorcamiento.

“No se encontraron lesiones que hayan sido provocadas contra el menor de edad, por lo que se entregó el cuerpo a su familia, para que le den una cristiana sepultura”, apuntó el comandante.