Noticias El Periódico Tarija

 

REDACCIÓN CENTRAL/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico, abril 4/2017) En la ciudad de Tarija se propagan los distintos salones de estética y belleza, siendo de gran demanda entre las mujeres, jóvenes y adultos que utilizan estos servicios, que van desde peluquería, tinte, peinado, hasta manicure, pedicura y tratamientos para “rejuvenecer” la piel. Sin embargo, el control es casi nulo al momento de regular el cuidado en la higiene y la calidad de servicio que entregan a la población.

Varios son los requisitos que necesitan estos centros para funcionar dentro de la ciudad, entre estos, según el presidente de la Asociación Tarijeña de Peluquerías Salones de Belleza y Estética (Atapsabe), Paul Urzagaste, deben tener su documentación al día, licencia de funcionamiento, certificado y carnet sanitario.

“Ahora estamos con la asociación y son bastantes requisitos que se están implementando. Por ejemplo, la persona que quiera abrir su salón, para la gestión 2017, en el tema de antigüedad, se requieren por lo menos cinco años de experiencia, para tener un permiso o un aval de la asociación y pueda tramitar lo que pide el Servicio Departamental de Salud (Sedes), además del título avalado con la resolución ministerial”, informó Urzagaste.

Por otro lado, indicó que existen los salones de estética que involucran tratamientos como el pintado de uñas de las manos y los pies (manicure y pedicura), colocado de uñas de plástico, tratamientos con parafina, acrílicas y muchas otras técnicas. Pero, Rosario de La Vega, usuaria de estos salones de belleza, indicó que visitar estos locales muestra “otra la realidad”, por el instrumental que usan, como los cortaúñas, limas metálicas o descartables (que son usadas hasta quedar inservibles), alicates y empujador de cutícula. “Son instrumentos usados sin el control adecuado ni brindado la higiene requerida”, lamentó.

En este sentido, Urzagaste aseguró que comenzarán a controlar más la higiene y el estado de los utensilios que se utiliza en los diferentes salones. “Se va a empezar a controlar más, por el alto contacto que involucran, las manos y los pies. Hay muchos contagios de enfermedades y estamos intentando generar más control sobre este tipo de salones, cosa que no se hace en Tarija, recién se va a implementar”, indicó.

Si bien en las peluquerías y estéticas ofrecen paquetes especiales para eventos importantes como bodas o cumpleaños, por lo general son servicios realizados en el momento y la usuaria solo puede confiar en que el corte o peinado terminará siendo de su agrado.

“Bueno, yo fui porque tenía la fiesta de Año Nuevo, así que era urgente ir. No pude ganar espacio donde siempre voy, así que busqué otras alternativas. Una amiga me dijo que ese lugar era bueno, así que sin dudar pedí turno. El día llegó, fui y al llegar había mucha gente, más de la que cabía en el lugar, pensé que era por el día, así que no me molesté mucho, luego vi que las chicas que atendían lo hacían tan rápido que ni podían limpiar el cabello del piso. Mi turno llegó, la señorita me preparó para mi corte y cuando terminó, mi cabello era como cinco dedos más corto, cuando solo tenía que retocar las puntas. Me escandalicé”, comentó Vania González, otra de las usuarias de estos salones, quien quedó inconforme con el servicio.

“Ya estaba, no podía hacer más nada, así que le dije que termine con el peinado, hizo lo que pudo. Estaba tan molesta que acepté su intento, me hicieron pasar para el maquillaje y todo estaba bien, hasta que me pusieron las pestañas postizas, las puso tan cerca de mi ojo que el pegamento y la pinza entraron, me dolía demasiado, pero ya iba tarde para terminar de arreglarme, no pude estar ni dos horas en la fiesta; mi ojo se puso tan rojo y me dolía mucho que tuve que volver a casa, donde casi ni dormí por el dolor, se me infectó el ojo y quedé con un poco de daño en la córnea”, expresó González.

Con el objetivo de controlar estos centros, la Intendencia Municipal realiza batidas sorpresivas a distintas peluquerías y centros de estética de la ciudad, sin embargo, esas inspecciones son insuficientes y, a juicio del presidente de la asociación de estética, no dan los resultados esperados.

“El problema (con esos centros de estética) es que les decomisan, los notifican, ellos entonces van pagan la multa y los vuelven a habilitar. Eso está mal y la Alcaldía no debería dejar que eso pase”, opinó Urzagaste.

 

La intendencia argumenta falta de personal

 

“No existe el personal suficiente para realizar estos controles o batidas, pero ahora recién se va a implementar, cuando se realicen las batidas de la Alcaldía o Sedes, va a salir un representante de la asociación para revisar que este control se haga con todas las de la ley”, aseguró el presidente de la Atapsabe.

En Tarija funcionan al menos 2.000 salones de belleza dedicados al cuidado del cabello, uñas y la piel, entre estéticas, peluquerías y salones de belleza; las mujeres son las que usan con mayor frecuencia este tipo de servicio.

Es por esta alta cantidad de salones que se producen las quejas de los clientes, indicó Urzagaste, por lo que uno de los principales objetivos de esta asociación es regular estos centros de forma más eficiente y “no como lo hacen desde la Alcaldía”.