Noticias El Periódico Tarija

 

(BOLINFO/YACUIBA)

(elPeriódico, marzo 29/2017) Con base en información que proporcionó la Supervisora Técnica de Hemodiálisis del Gobierno Municipal de Yacuiba, Alba Mariela Riffarach, indicó que hasta la fecha, un promedio de 20 pacientes con enfermedad renal está siendo beneficiado con las atenciones en el Hospital Rubén Zelaya, tras el inicio de los servicios, el 14 de marzo.

Informó que, en la actualidad, el personal especializado está trabajando en el turno de la mañana, con siete máquinas de las 11 que se tiene a disposición. “Hemos iniciado los servicios con 13 pacientes que anteriormente se dializaban en Tarija, y cuentan con su carnet de discapacidad. Al pasar los días, se sumaron otros que recibían su tratamiento en Santa Cruz y algunas ciudades de la República Argentina, y ahora están asistiendo a la Sala de Hemodiálisis en el Hospital Rubén Zelaya, la cual les evita que tengan que realizar una serie de gastos de traslado, entre otros. Estamos pensando introducir a los servicios, a una mayor cantidad de personal capacitado para que habilitemos otro turno y así brindemos las prestaciones a un mayor número de pacientes”, manifestó.

Por otra parte, aseveró que con la finalidad de mejorar los servicios que se brinda a los enfermos renales, se procedió a la instalación de dos nuevos tanques de agua cónicos de un poco más 800 litros cada uno. Agregó que también se hizo la instalación de dos filtros, que le dan una garantía del 100 por ciento de purificación y calidad del líquido elemento que se utiliza en el proceso de diálisis a través de las máquinas.

Riffarach detalló que estas mejoras se hacen en cumplimiento a las normativas vigentes y recomendaciones del Ministerio de Salud. Asimismo, ratificó una vez más que la calidad de los servicios está garantizada, al tomar en cuenta que se cumplen todos los protocolos de seguridad, puesto que el tratamiento de purificación del agua que ingresa a las máquinas para los enfermos renales cuenta con un sistema de control ultravioleta, que evita la presencia de cualquier bacteria que pueda poner en riesgo la salud del paciente.