Noticias El Periódico Tarija

 

CARLOS ALBERTO MARTÍNEZ C.

Se encuentra en Tarija ya hace algunos días la deportista de nacionalidad sueca Fredrika Ek, nacida el 21 de octubre de 1991 en Sundsvall, Suecia (25 años), quién llega a la ciudad de Tarija cumpliendo un primer objetivo gracias a la relación del deporte por intermedio del tenis con su entrenador en Suecia de Richard Paul Koria Lema, (tarijeño y campeón nacional) quién radica ya hace varios años con una Escuela Formativa.

“Fre” señala que vino a conocer Tarija y manifestó: “Me alegro de estar acá –por fin- vengo desde Suecia al otro lado del mundo y llego en bicicleta; vine porque quería descubrir el mundo pero Tarija para mi es especial yo he jugado al tenis toda mi vida y mi entrenador de Tenis también es buen amigo luego yo también enseñe tenis y por ello quería yo llegar a conocer Tarija para explorar su ciudad y encontrar a su familia de Richard Paul Koria, en mi ciudad él es muy bien reconocido ya que tiene una academia de tenis y con muchos jugadores porque él esta, antes en mi ciudad no había tenis y con el si ahora hay tenis”.

Al consultarle por que llega en bicicleta indicó: “Bueno si en este viaje como dicen Uds. Raidista he cruzado ya en este viaje 30 países empecé hace más de 2 años fuera de la casa de mis padres, solo yo y mi bicicleta, empecé pedaleando al sur de Europa cruce 12 países en Europa; Suecia el país más norte del mundo, visite Dinamarca, Alemania, República Checa, Austria, Eslovenia, Croacia, Bosnia, Montenegro, Albania, Macedonia, Grecia hasta Turquía –ese el fin de Europa en la primera parte; luego en la segunda parte del viaje pase a Irak, Turkmenistán, Kirguistán hasta China donde tuve buena aventura 3 meses en la montaña hasta Laos, Vietnam, Camboya, Tailandia, Malaysia y el fin de la tierra Singapur el punto más lejos del mundo”; “Seguí en avión hasta Australia donde estuve otros 3 meses en los desiertos hasta Nueva Zelanda y en otro avión llegue hasta Ushuaia Tierra del fuego en Argentina y comenzar otra parte del viaje por América del Sur”.

Para llegar a Tarija le consultamos que ruta utilizo en su bicicleta para llegar dijo “He andado parte en Chile y partes en Argentina hasta el norte con más de seis mil kilómetros ingresando a Bolivia por Villazón, a Tarija y es solamente es el comienzo y me alegra muchísimo de estar aquí y descubrir otra gente otros paisajes, me gusta mucho el camino hermoso con montañas Tojo, Yunchara, Iscayachi un camino duro, fantástico”.

Por su valentía y coraje de emprender un viaje por el mundo sola en su bicicleta le preguntamos si no tenía temor o miedo y manifestó Fredrica “Si cuando empecé en Suecia tenía más miedo pero ahora después de dos años tengo más experiencia ahora disfruto; voy a seguir luego explorando por Tupiza y llegar al salar de Uyuni, llegar a La Paz pasar por el lago Titicaca al Perú; después de disfrutar unos hermosos días en Tarija, descansar; me gusta bastante la comida de aquí en Bolivia su fruta me encanta encontré algunas que no conocía muy rica”.

Al haber recorrido ya casi 37 mil kilómetros  dice que aproximadamente recorre entre 50 y 100 kms. por día de acuerdo a la ruta que le toca son más o menos mil horas encima de la bici.

Este viaje tiene otro objetivo fundamental y es la parte social y ella nos comenta: “Si empecé este viaje por muchas razones primero por mí que era mi sueño para lo cual me prepare bastante no solo físicamente sino mentalmente y descubrir el mundo en dos ruedas pero también no solamente me gustaría ver al mundo sino me gustaría mejorarlo y por eso no solo estoy pedaleando con una recaudación de fondos en mi recorrido que hago en una obra social y de acuerdo a la distancia que voy recorriendo hay personas e instituciones que donan fondos por cada kilómetro que recorro y estoy pedaleando y hasta ahora más o menos tenemos recaudado algo de 40 mil Euros para esa organización que trabaja con los Derechos de las mujeres donde hay chicas en el mundo que no acceden a una educación y no pueden elegir su esposo y esos problemas de la vida, niños y niñas del áfrica que necesitan ayuda, es eso que yo pueda ayudar al mundo para seguir esa es mi motivación”.

Al pedirle un mensaje a la mujer tarijeña y boliviana Fredrica Ek señaló: “Cuando decidí mi familia decía que no podía sola que quizás con un hombre que me acompañe y no creían ahora tras dos años yo les digo que sí se puede, soy una mujer que solita quiero pedalear dando la vuelta al mundo y si se puede; Quiero decirles a los jóvenes  que si tienes un sueño prueba quizás no es fácil pero si es posible hay que probar”.

En cuanto a la bicicleta que le ayuda en este periplo dijo: “La bicicleta es mi casa, montañera, de peso aproximado de 45 kilos sin alimentos ni agua, tengo mi cocinilla, carpa, saco de dormir, ropa acá no mucha pero si en las montañas y en invierno si más ropa; es una bicicleta americana conocida dura “SURLY”  pesada, es de color negro, cuenta con energía gracias al bulbo de su llanta delantera que permite cargar mi teléfono móvil (celular) conectado con Internet vía satelital por donde estoy siendo monitoreada por los organismo que controla el recorrido”.

Agradeció en la parte final la cordialidad de la familia Koria Lema por la hospitalidad brindada en unos días y la gratitud a los ciclistas, directivos del ciclismo tarijeño con quienes se comunicó y a los diferentes medios de prensa que reflejaron su presencia en Tarija quedando el compromiso de volver pronto de paseo a un lugar maravilloso.