Noticias El Periódico Tarija

 

ERBOL

Los municipios de Macharetí, Monteagudo y Muyupampa, ubicados en el Chaco chuquisaqueño, sufrieron las torrenciales lluvias registradas el fin de semana. Hubo derrumbes, familias damnificadas y pérdida de producción agropecuaria. 

La crecida y el desborde de la laguna de la localidad Carandaití, en Macharetí, dejó un saldo de 10 familias sin sus viviendas además de pérdida de producción agrícola y ganadera, reportó radio Aclo de la Red ERBOL.

“Estamos haciendo el desagüe para que baje el caudal del agua e inmediatamente veremos cómo podemos apoyar (a los damnificados)” declaró su alcalde, Eduviges Chambaye.

El 2016, la población de Macharetí sufrió una intensa sequía con perdidas significantes en su producción.

En Monteagudo las fuertes lluvias ocasionaron dos derrumbes que alertaron a los transportistas. El primero que se presentó a 20 kilómetros  de la ciudad, en la construcción de la carretera de la diagonal Jaime Mendoza y tramo Monteagudo – Muyupampa que hasta el momento impide el paso de motorizados. El segundo derrumbe se dio en el tramo Monteagudo – Sucre.

“Mi nuera lloraba, no sabía qué hacer, mi animalitos han muerto”, “si mañana no arreglan, en persona voy a parar mi auto y no voy a dejar entrar ni una volqueta, que vengan las autoridades” son  las declaraciones de algunos vecinos que han sido afectados por las lluvias.

Según reporte de radio Suprema, existe el corte de agua en algunas zonas, aunque no se tiene la información oficial de la empresa que da este servicio.