Noticias El Periódico Tarija

INFOBAE

La ley de reforma sanitaria que pretende implementar Donald Trump, el American Health Care Act (AHCA), debe conseguir 216 votos para pasar su primer prueba en el Congreso esta noche.

De los 430 actuales miembros de la Casa de los Representativos (hay cinco vacantes), 237 de ellos son del Partido Republicano (GOP) y 193 pertenecen al Partido Demócrata (DNC). El AHCA necesita 216 votos para pasar al Senado, de modo que el GOP solo puede perder 21 votos si ningún demócrata vota a favor de la medida.

Luego de dos largas semanas de negociaciones para reformar la propuesta de Donald Trump para reemplazar Obamacare, el oficialismo aún no logra llegar a un acuerdo que garantice su aprobación del Congreso.

Hasta el miércoles a la noche, aún habían 24 republicanos que se negaban enfáticamente a votar a favor del proyecto y cuatro admitieron que probablemente votarían en contra.

Esa noche estuvo reunido el líder del Partido Republicano en el Congreso, Paul Ryan, con la facción conservadora del partido, el House Freedom Caucus, que cuenta con 29 miembros, para negociar cambios a la ley. No obstante, los congresistas evitaron a la prensa luego de la reunión, sugiriendo que no tenían buenas noticias que comunicar.

Hubo peores noticias más tarde cuando Charlie Dent, el líder de una facción «moderada» del partido, el Tuesday Group, con aproximadamente 50 miembros, lanzó un comunicado declarándose en contra del proyecto que impulsan Trump y Ryan.

«Creo que este proyecto de ley, en su forma actual, conducirá a la pérdida de cobertura y hará que el seguro sea inasequible para demasiados estadounidenses, en particular para personas de ingresos bajos o moderados», dijo Dent.

Comunicado de Barack Obama

Por otro lado, Barack Obama publicó un comunicado esta mañana por el séptimo aniversario desde la aprobación de su Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible (ACA).

En ella, defiende la medida como una decisión histórica donde los ciudadanos «declararon que en Estados Unidos, la atención sanitaria no es un privilegio para unos pocos, sino un derecho para todos».

«Gracias a esta ley, más de veinte millones de estadounidenses han ganado la seguridad y la tranquilidad del seguro médico. Gracias a esta ley, más del 90 por ciento de los estadounidenses están asegurados, la tasa más alta de nuestra historia. Gracias a esta ley, los días en que las mujeres podrían ser cobradas más que los hombres y los estadounidenses con condiciones preexistentes podrían ser negados cobertura en conjunto son reliquias del pasado», escribió Obama. «Estados Unidos es más fuerte debido a la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible».

Donald Trump advirtió a su partido el martes que sus cargos estrían en juego en la elección del próximo año si no respaldan la iniciativa que pretende revocar Obamacare.

El resultado de la votación el jueves en el Congreso reflejará su capacidad de implementar otras promesas de campaña que han impulsado un gran crecimiento de la economía desde que fue elegido presidente, como la reforma impositiva, inversión en infraestructura y desregulaciones financieras.

La Bolsa estadounidense tuvo su peor desempeño desde que Trump fue elegido presidente el martes luego de sospechas de que Trump no sería capaz de implementar estos cambios sin el apoyo de su propio partido.

Para recuperar confianza, es importante que la Administración de Trump demuestre su capacidad de convencer al Congreso a apoyar sus proyectos.

Aún consiguiendo los votos necesarios, la ley debe pasar por el Senado, donde también enfrenta mucha disidencia dentro del partido oficialista.