Noticias El Periódico Tarija

 

SHIRLEY. A. ESCALANTE/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico, marzo 22/2017) El Ministerio de Trabajo regional Tarija llevó a cabo una inspección a las empresas de seguridad privada de la ciudad, con la que se pudo constatar que no cumplen con las normas laborales y vulneran los derechos de los trabajadores, por lo que anunciaron que ya notificaron a los responsables y administradores de dichas compañías.

El representante legal del Ministerio de Trabajo, Ramón Vilca, sostuvo que, mediante la inspección a las empresas de seguridad privada se comprobó que existe vulneración de derechos, ya que los trabajadores no cuentan con beneficios sociales ni ningún tipo de seguro en caso de sufrir algún accidente.

“Tenemos 12 empresas que operan en la ciudad de Tarija (…). Fue una inspección compleja, se visitó varios puntos y registramos a 147 trabajadores que trabajan para las empresas de seguridad. Se pudo observar que eluden muchos derechos laborales”, informó Vilca.

Asimismo, lamentó que existan compañías que en planilla solo registren a seis trabajadores cuando tienen en funciones a 46, sin darles ningún beneficio social y mucho menos un seguro en caso de sufrir accidentes.

“Identificamos que algunas empresas tienen 46 trabajadores y solo registran a seis, por ello entendemos que eluden el accionar del ministerio y menos cumplen la normativa legal, no gozan de contrato, seguro y ningún beneficio. Esto se debe de cortar, por ello ya notificamos a los administradores, para que se presenten hasta nuestra instancia”, afirmó el representante.

Por último, aseveró que los casos de las empresas que vulneren la normativa van a ser remitidos de inmediato al juez laboral, para los encargados expliquen o justifiquen por qué se tiene a los trabajadores en estas condiciones.

El caso de Kevin Aguirre

El Ministerio de Trabajo informó que la empresa en la que trabajaba Kevin Aguirre debe pagar 24 sueldos, además de una indemnización, a los herederos o familiares de la víctima.

Kevin trabajaba como guardia de seguridad en la discoteca La Trinchera; perdió la vida el domingo 26 de febrero, a causa de lesiones internas que le produjeron los golpes que sufrió el jueves 23, en una pelea que ocurrió en inmediaciones del local nocturno.

El jefe departamental de Ministerio de Trabajo, Ramón Vilca, indicó que, según las normas, el empleador debe pagar una indemnización a los familiares o herederos de la víctima, quien falleció en horarios de trabajo.

En este caso, el guardia de seguridad sufrió la golpiza al ejercer sus funciones laborales. “Hay que determinar de manera oficial qué es lo que le corresponde a la familia de Kevin, ya que cuando él falleció estaba en horarios de trabajo. Según la norma, corresponde pagar 24 salarios, además de la indemnización por el tiempo de trabajo”, dijo el funcionario.