Noticias El Periódico Tarija

 

ERBOL

La Ministra de Salud, Ariana Campero Nava, junto al Gerente General de la Caja Nacional de Salud, Juan Carlos Meneses, denunciaron irregularidades en la compra de inmuebles para ese ente asegurador en las ciudades de Cochabamba y Sucre.

“Ni el Ministerio de Salud, ni el Gobierno central van a proteger en lo absoluto a ninguna persona que haya estado involucrada en algún proceso irregular”, indicó la autoridad.

Por lo que afirmó que  se iniciarán los procesos que correspondan, para que respondan ante la justicia a los dos anteriores exgerentes  de la  CNS, Mario Aramayo y Juan Alfredo Jordán, al estar supuestamente involucrados en estas  irregularidades durante sus gestiones.

Por su parte, Meneses explicó que la infraestructura adquirida en Cochabamba fue valuada en más de 24 millones de bolivianos y que se determinará a través de una auditoria si existió sobreprecio o no.

Complementó que esta edificación fue adquirida bajo el denominativo de Clínica “El Carmen”, sin embargo, que en el momento de constatar esa infraestructura no era apta para prestar esos servicios, desconociéndose los parámetros de caracterización de establecimientos de salud para el diseño médico arquitectónico.

Aclaró que si bien la suscripción del contrato fue firmado por el exgerente de la CNS, Juan Alfredo Jordán, la firma del cheque  corresponde al Administrador Regional de Cochabamba.

Señaló que otra observación en esta adjudicación es que no se cuenta con la aprobación del honorable directorio y que por ese motivo se inicio procesos de auditoría. Acotó que además la superficie de ese bien inmueble debe contar con un mínimo de 4,500 mts2 y que este terreno solo tiene una superficie de 1.000 mts.2.

Por otro lado, en cuanto a la Clínica Los Ángeles de Sucre, el gerente informó que se decidió resolver el contrato por los avalúos irregulares  y porque no cumplía el principal requisito de ser apto para un tercer nivel de atención.