Noticias El Periódico Tarija

 

SHIRLEY. A. ESCALANTE/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico, marzo 15/2017) Los adultos mayores continúan a la espera de que el gobernador Adrián Oliva haga un espacio en su agenda para recibir al sector, puesto que se encuentran preocupados por el destino de la canasta alimentaria, ya que todavía se le adeuda a la empresa distribuidora del beneficio.

La integrante del Consejo del Adulto Mayor, Carmen Narváez, aseveró que pese a las insistentes cartas y notificaciones que le hicieron al gobernador, no los recibe, lo único que hacen es derivarlos a diferentes instancias, en las que no les dan respuestas positivas.

“El tema de la canasta alimentaria todavía no se ha pagado, se debe los siete millones de bolivianos y tampoco podemos preparar la actual, porque se debe ir paso por paso, y estamos siempre caminado detrás de las autoridades, no nos reciben a nosotros, se olvidan que todos vamos a ser mayores, nos mandan de un lado al otro”, afirmó Narváez.

La entrevistada aseguró que el ampliado de los adultos mayores, que se llevará a cabo a fin de mes, será la oportunidad perfecta para realizar la “alfombra humana”, una medida de presión simbólica que tienen planificada, ya que consideran que es la única forma para ser escuchados.

“Tenemos reunión y a fin de mes lo haremos, ya que llega gente del área rural. Como ya están notificados iremos hasta la plaza, para que se pague la canasta, porque es lo único que nosotros pedimos”, dio a conocer Narváez.

Torres espera respuesta

El subgobernador de Cercado, Johnny Torres, sostuvo que una de sus prioridades es la canasta alimentaria para los adultos mayores, sin embargo, él tampoco es recibido por el gobernador Oliva.

“Yo tomé la previsión para que la canasta alimentaria esté con presupuesto, designamos 26 millones de bolivianos y de ahí, de manera inconsulta, la Gobernación ha reducido cinco (millones) y nos quedamos con 21 (millones)”, explicó el subgobernador.

Torres aclaró que los cinco millones de bolivianos no fueron invertidos en la misma Subgobernación, sino que habrían sido destinados a otros programas de la Gobernación, lo que no le parece correcto.

“Con 21 millones digamos que, ajustando mucho todavía, funciona la canasta, pero sumado a ello, en la gestión 2016, de los 16 millones y medio que se le había designado, aún se debe aproximadamente 10 y si a ello tomamos en cuenta de que no designan el restante, se debe sacar presupuesto de la gestión 2017 para pagar la 2016”, dijo el subgobernador.