Noticias El Periódico Tarija

 

LORENA PÉREZ/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico, marzo 14/2017) René Luna, responsable de la Unidad de Catastro del Gobierno Municipal de Tarija, informó que se notificó a los dueños de varios terrenos que se encuentran en estado de abandono en la ciudad, además explicó que se tiene una ordenanza municipal para atender este tema, aunque no tuvo el efecto deseado.

La ordenanza indica que los lotes baldíos deben ser revertidos al municipio de Cercado, sin embargo, dichas reversiones no llegan a ejecutarse por factores de tiempo y los costos económicos elevados que estos representan.

“Para llevar a cabo la expropiación de un terreno baldío se debe contar con los recursos económicos que requiere este proceso, sin embargo, la Alcaldía no cuenta con ese capital, además, es un proceso largo, que puede durar hasta cuatro años”, informó Luna.

La Unidad de Catastro de la municipalidad comunicó que se analiza la forma de sancionar a los propietarios de los lotes baldíos que se encuentran en abandono. “Habrá sanciones económicas para aquellos que permitan que un lote se convierta en un foco de infección en la ciudad”, indicó.

“Los lotes baldíos están totalmente descuidados por los propietarios, algunos lugares se vuelven criaderos de ratas y otros animales, otros se convierten en basureros, lugares de encuentro de los parroquianos y de antisociales”, indicó el jefe de la Dirección de Catastro Urbano, al mostrar su preocupación por el descuido de varios terrenos descuidados en la provincia Cercado.

Con el fin de que los propietarios de estos lotes hagan el mantenimiento necesario, la Dirección de Catastro anunció que se llevarán a cabo otras medidas. Por ejemplo, los tributos que deberán pagar los propietarios de terrenos que sean considerados “focos de infección”, que van en contra del cuidado del medio ambiente y de la salubridad del vecino o la ciudadanía en su conjunto, serán más elevados.

Por otro lado, Luna mencionó que los terrenos que estén amurallados, limpios y que no representen ningún tipo de peligro para los vecinos no tendrán problemas con sus impuestos ni recibirán sanciones por parte de la Dirección de Catastro.

Son muchas las personas que cada día viven malos ratos a causa del estado de abandono de diferentes terrenos de la ciudad. Ese es el caso de algunos vecinos de los barrios San Gerónimo y San Bernardo, quienes manifestaron su preocupación por la presencia de terrenos abandonados; piden a las autoridades realizar más controles al estado de estos lotes, principalmente porque estos predios se convierten en “nidos de delincuentes”, basura y malvivientes.

“Los animales, principalmente las vacas, entran a estos lotes y comen todo lo que encuentran, además, dejan sus necesidades en las veredas y en la calle. Los olores de los motorizados que pisan estos desechos hacen que el olor se extienda a varias cuadras de la avenida”, advirtió un vecino del sector.

“En la zona de Miraflores, las personas que se dedican al rubro de la producción lechera dejan a sus animales en diferentes lugares, por esta razón, las vacas dejan sus desechos en varias zonas”, mencionó Luna, y recalcó que no se está viendo qué hacer en cuanto a este factor, debido a que la ciudad tiene otros problemas.

En contraposición, una vecina del barrio San Bernardo comentó que “esta zona tiene varios terrenos baldíos, sin embargo, los dueños vienen a hacer mantenimiento, tienen sus murallas correspondientes y algunos pusieron hasta mallas con púas”.

Luna afirmó que los ciudadanos pueden emitir su denuncia sobre cualquier terreno que se encuentre en estado de abandono. Las quejas se recibirán en la Dirección de Medio Ambiente y en la Dirección General de Aseo Municipal de Tarija.

René Luna, encargado de la Dirección de Catastro, indicó que en la ciudad se tienen registrados unos 56.mil terrenos, de los cuales al menos 22 mil cuentan con construcciones y el saldo son lotes baldíos.

Este descuido causa malestar en los vecinos

“El malestar no es directamente al municipio, sino más bien al vecino, a la persona que colinda con el lote baldío”, informó el funcionario René Luna.

Como su nombre lo indica, un terreno baldío es lote urbano o rural sin edificar o cultivar, que forma parte de los bienes del Estado, los cuales son imprescriptibles, es decir que no son susceptibles de adquirirse en proceso de pertenencia por prescripción adquisitiva de dominio.

Los olores, la basura y la proliferación de diferentes animales afectan el diario vivir de los ciudadanos, tanto en barrios alejados como en vecindarios que se encuentran en el Casco Viejo de la ciudad.

Los terrenos baldíos en estado de abandono dañan la imagen de Tarija, representan presencia de enfermedades, además, son lugares que los malvivientes frecuentan y asisten a consumir bebidas alcohólicas o sustancias controladas. En el sentido turístico, este es un aspecto que las autoridades correspondientes y la ciudadanía en su conjunto debe tomar en cuenta para lograr una imagen atractiva de la urbe.

“La población tarijeña debe ser la principal partícipe para lograr que la ciudad se vea y se mantenga impecable, con una imagen digna de ser recordada por las personas que llegan y visitan nuestra ciudad”, indicó el responsable de la Unidad de Catastro.