Noticias El Periódico Tarija

 

(elPeriódico, marzo 13/2017) La depresión es una enfermedad mental, un estado de ánimo que afecta a millones de personas en el mundo. La población tarijeña no está exenta de esta afección y, sin embargo, son pocas las personas que buscan ayuda de los especialistas para tratar estos casos, por vergüenza o por desconocimiento de las funciones de un psicólogo.

Al menos ese es el punto de vista de Dalma Romero, una estudiante que cursa el último año de la carrera de Psicología de la Universidad Autónoma Juan Misael Saracho (UAJMS), quien, a pocos meses de obtener su título, comentó que el “estigma” sobre los psicólogos continúa en la ciudad de Tarija, lo que deriva en que las personas con cierto grado de depresión no sean tratadas.

“Nadie en Tarija está exento de sufrir depresión, la gente debería acercarse en busca de ayuda de los especialistas para la salud mental. Hay mucha gente sin diagnosticar que vive depresiva y no recibe ayuda, esto afecta al entorno del enfermo y, asimismo, puede llevarlo a la muerte”, explicó.

“Es como cuando vas al hospital, uno no debe esperar a estar mal para recién ir. Lo mismo en con nosotros, los psicólogos, la gente debe asistir y abrirse ante sus problemas y pensamientos, pues cuando todo eso se acumula explota en diversas formas”, apuntó.

Ella argumentó que uno de los factores que la inspiró a estudiar la carrera de Psicología fue el hecho de poder escuchar. “Todos queremos que nos escuchen ¿pero escuchar a los demás?”, dijo, al plantear que la psicología sensibiliza ante los problemas. “Una palabra te puede crear un profundo trauma o te puede devolver a la vida si es utilizada de la forma correcta”.

Reiteró que la contribución de la Psicología a la sociedad aún está bastante banalizada e invitó a la gente a considerar la importancia de esta rama de la Medicina; para ella no es necesario esperar o tener una enfermedad mental, sino que es imperante tomar conciencia de la salud mental.

¿Cómo identificar si tiene depresión o alguien que conoce la sufre?

Romero apuntó que, si bien la depresión se manifiesta como un trastorno del estado de ánimo, es una enfermedad mental, la cual puede afectar a cualquier persona. Es necesario tener en cuenta algunos síntomas que puede presentar una persona, para identificar el mal a tiempo.

Por ejemplo, perder interés por las actividades que antes generaban placer, la falta de sueño o aumento de este, decaimiento, sentimientos de inutilidad, falta de apetito, de energía, de concentración y, el más importante de todos: tener pensamientos negativos, como de muerte o suicidio, son motivo de preocupación.

De aquí en adelante lo que se debe hacer es recurrir a un psicólogo o psiquiatra, para que confirme el diagnóstico y pueda intervenir lo antes posible, porque la ayuda psicológica en estos casos es muy importante para prevenir que la depresión se agrave y conduzca a un posible suicidio. En su criterio, en la cultura boliviana la gente asocia la depresión con debilidad, es esto lo que también evita que la persona deprimida no acuda a un psicólogo, “por vergüenza”.

“Como sociedad podemos prevenir la depresión al fortalecer nuestra autoestima, manteniendo una visión positiva de nosotros mismos, fortaleciendo nuestra autonomía, expresando nuestros sentimientos libremente y no tener miedo a pedir ayuda cuando sentimos que la necesitamos y, sobre todo, al tener una buena higiene mental, eliminar todos aquellos pensamientos negativos que nos estancan y no nos dejan progresar. Debemos llenarnos de pensamientos positivos que nos transmitan energía día a día”, declaró la futura profesional.

El 4 de noviembre de 1988, el Colegio de Psicólogos de Tarija obtuvo su personería jurídica mediante la resolución prefectural 218/98, emitida durante la gestión del prefecto Oscar Zamora Medinacelli. En la actualidad, este colegio tiene 19 años en funciones.

 

Los hombres encabezan las estadísticas de suicidios

De acuerdo con datos del Ministerio de Salud, el departamento que encabeza los índices de suicidios es La Paz, con 1.139 casos; Cochabamba aparece con 633; Chuquisaca, con 285; Oruro, con 308; Potosí, con 339; Santa Cruz, con 572, y Tarija, con 185, que hacen un total de 3.395 casos de suicidios.

La prevalencia la tienen los hombres; solo por citar algunos ejemplos, en lo que va del año, en Chuquisaca, 11 hombres se quitaron la vida y siete mujeres tomaron la misma determinación. En Cochabamba, la relación es de 26 hombres y 19 mujeres; en Oruro, 18 hombres y ocho mujeres; en Pando, tres hombres; en Potosi, 13 varones y cuatro mujeres; en Santa Cruz, 52 varones y 13 mujeres; en Tarija, cinco varones y tres mujeres.