Noticias El Periódico Tarija

 

JOAQUÍN JORDÁN AZURDUY

Las jugadoras de la selección tarijeña de básquet damas que se prepara para los Juegos Trasandinos no reciben el trato adecuado para su preparación.

Además que las deportistas y padres de familia no reciben un trato adecuado por los encargados del Guadalquivir Básquetbol.

Debido que los encargados prohíben a los padres de familia que se sienten en las butacas, mientras esperan  que terminen de entrenar sus hijas para los transandinos, argumentando que tienen una orden del presidente.

Aparte se convoca a las señoritas a entrenar a las 20.00 y el entrenador viene tarde o sea Zapata, donde como siempre las chicas convocadas para entrenar a las ocho y el entrenador “ni sus luces”, el coliseo cerrado una de las cuidadoras que no les permite entrar al coliseo a las chicas que estaban afuera expuestas al peligro ya que es un barrio silencioso y donde paran tomando.

Los padres de familia dijeron que solicitaron a la encargada que las deje entrar a ellas pero no quiso, solicitaron  que vayan lanzando, no por que ensucian la cancha, que se sienten en las graderías tampoco, donde está encargada tiene la orden que no las deje entrar hasta que venga el entrenador.

La mayoría de los padres se quejaron a este medio de comunicación con miedo que tomen represalias con sus hijas no quisieron decir sus nombres con temor al castigo.

Mencionaron que en su mayoría el entrenador llega a las 8:45 de la noche, sin decir nada, debía mínimamente enviar un mensaje y decir que se suspende el entrenamiento, uno no sabe si entrenaran y el peligro corren las jugadoras ya que casi nadie vive cerca del coliseo.

Otra cosa que se quejaron son que los baños no tienen identificación si es para damas o varones, las chicas se van a cambiar y se dan cuenta que en la parte del fondo del baño había un hombre ahí, tampoco hay seguridad adentro, además que  no les prestan los vestuarios.