Adepcoca rechaza ley de la coca, esperará cambio de gobierno para realizar referendo

 

ERBOL

Los cocaleros de los Yungas ratificaron su rechazo a la nueva Ley General de la Coca. El presidente de la Asociación Departamental de Productores de Coca de La Paz (Adepcoca), Franklin Gutiérrez, informó que no asistirá al acto de promulgación de esta norma y que sus bases esperarán un cambio de gobierno para impulsar un referendo sobre el consumo de la hoja sagrada.

La Adepcoca protagonizó antes de Carnaval un cerco a la plaza Murillo y dos jornadas de violencia en las calles de La Paz, como protesta por la Ley de Coca que al final fue aprobada por la Asamblea. La norma legalizó 22 mil hectáreas de plantaciones del arbusto, 14.300 para La Paz y 7.700 para Cochabamba.

Gutiérrez sostuvo que la ley fue una imposición del Gobierno y aseguró que “en su totalidad” los productores de coca de Yungas rechazaron a que se legalice las 7.700 hectáreas que beneficiarán al trópico de Cochabamba.

El dirigente reiteró que la coca de Yungas es consumida en su estado natural en todas las regiones del país, lo cual no ocurre con la hoja del trópico de Cochabamba. En varias ocasiones, Gutiérrez recordó que según estudio de la UNODC más del 90% de la coca del Chapare no pasa por el mercado legal.

Indicó que se está analizando en Adepcoca realizar una demanda internacional contra la norma que, a su criterio, es injusta para los yungueños.

El Gobierno anunció que la ley se promulgará este miércoles, sin embargo, el presidente de los cocaleros de Yungas anunció que él no estará presente en el acto. “Mi persona no va a ser parte de esa promulgación porque no estamos de acuerdo todos los productores de la hoja de coca que quieran legalizar 7.700 hectáreas (en Cochabamba)”, manifestó.

Señaló que para el trópico de Cochabamba sólo debió legalizarse 3.200 hectáreas de coca, como señal un convenio que se realizó para el respecto de lo cultivos contra la erradicación.

Referendo

Franklin Gutiérrez anunció que los cocaleros de Yungas esperarán un cambio de Gobierno para que se convoque a un referendo, en el cual se decida cuál es la coca que se consume del modo tradicional en Bolivia.

Indicó que una vez hecho el referendo los yungueños exigirán que se erradique la coca que no se destina al consumo tradicional.

Dice que firmó bajo presión

El Gobierno impulsó la legalización de las 22 mil hectáreas de coca después de un acuerdo firmado con los dirigentes de Yungas, incluido Franklin Gutiérrez.