Noticias El Periódico Tarija

 

IGOR GUZMÁN/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico-Marzo06/2017) Un hombre podría perder el ojo izquierdo, debido  a una lesión grave que sufrió por los golpes que le dieron tres sujetos en el barrio Los Chapacos. Según la victima tras agredirlo, lo llevaron a una quebrada lejana a la ciudad, donde fue encontrado moribundo por un vecino quien al verlo llamo a un taxi y trasladarlo hasta el hospital Regional San Juan de Dios.

Según informaron fuentes policiales de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), cerca de las 13.00 horas de este domingo, llego herido un hombre de 37 años al nosocomio con una lesión en el ojo izquierdo. Tres sujetos lo habían golpeado con intención de robar sus pertenencias, para luego botarlo a una quebrada, con una altura de seis metros, donde más tarde fue encontrado por un vecino.

“No recuerdo muy bien quienes eran, pero eran tres, uno de ellos me dio un golpe en la cara con su puño, ahí perdí el conocimiento, sentí que estaba en el piso, y ahí me patearon a la cara, no podía defenderme, y luego desperté aquí en el hospital”, dijo.

Los sospechosos le sustrajeron sus pertenencias como su celular, billetera, luego de golpearlo. Se conoce que lo interceptaron cuando se dirigía a su domicilio luego de asistir a presenciar la entrada de Integración donde compartió unas cervezas con sus compañeros quienes en un momento lo habían dejado solo, en un local.

“Tenía algo de 170 bolivianos, y solo aparecí con el pañuelo en el bolsillo, me robaron, me dijeron que me botaron a una quebrada, pero no sé qué paso, no quiero perder la vista”, lamentó.

Este hombre todavía se encontraba inconsciente, y el ojo lo tenía ensangrentado. La lesión es compleja, y los médicos tratan de salvar su órgano ocular, por lo que fue internado en una sala de traumatología, para someterlo después a cirugías y esperan que pueda haber buenos resultados.

El caso una vez puesto a conocimiento de la Policía, espera dar con los responsables de este hecho. Quienes se convierten en una amenaza para la tranquilidad de los vecinos.