Noticias El Periódico Tarija

 

PABLO ZENTENO/e&e/BOLINFO

“Pese a la gran inversión que se efectuó para su implementación, alrededor de 700 millones de bolivianos, hasta ahora no tenemos un conocimiento cabal de los beneficios que habría reportado la Planta Separadora de Líquidos “Carlos Villegas”, destacó en las pasadas horas, el Presidente del Concejo Municipal de la ciudad de Tarija y la Provincia Cercado, Alfonso Lema Grosz.

La autoridad municipal, tal vez uno de los más estudiosos en la región en cuanto al tema hidrocarburos y sus beneficios, explicó que, pese a que esta Planta Separadora entró en funcionamiento en agosto de 2015, y con dos mercados asegurados como eran Perú y Paraguay, tal cual sostenía el Gobierno Nacional, no se tiene información precisa sobre su producción y menos aún sobre los beneficios que estaría reportando al erario nacional.

“Cuando esta planta comenzó con sus operaciones, las autoridades nacional anunciaron que se preveía la producción de 2.250 toneladas al día de gas licuado, 3.144 toneladas al día de etano, 1.044 barriles de isopentano y 1.658 barriles diarios de gasolina natural, con mercados asegurados, en el caso del gas licuado, de Paraguay y Perú, pero a más de un año y medio, no tenemos datos concretos sobre si se alcanzaron estos volúmenes de producción”, puntualizó Lema Grosz.

Asimismo, recordó que, en términos de utilidades, se informó que esta Planta Separadora de Líquidos debía alcanzar hasta el año 2025, un rendimiento de 2.500 millones de bolivianos, lo cual debe ser preocupación de los tarijeños, pues para ello se invirtieron alrededor de 700 millones de bolivianos, los cuales, inclusive, se preveía recuperar en un corto plazo de tiempo.

NO EXISTE INFORMACIÓN PRECISA

Ante la preocupación expresada por Lema Grosz, es importante recordar que son varias las voces que manifestaron, por un lado, la preocupación porque esta planta no estaría trabajando ni al 50 por ciento de su capacidad, y por el otro, sobre los beneficios reales que reportaría su implementación, en el entendido de que no se conoce la apertura de mercados significativos para la producción generada, más allá de una compra efectuada por Paraguay en pasados meses.

Debemos recordar que en marzo pasado, el especialista Hugo del Granado, alertó que los problemas de la planta no se debían a la falta de disponibilidad de gas, porque si trabajara al volumen de gas que se envía a la Argentina, 45 % de su capacidad, debería producir 1.011 toneladas diarias de GLP, pero en ese momento sólo se producían 322. “Se podría concluir que la planta trabaja sólo esporádicamente por problemas que YPFB debe explicar”, sentenció el experto.

En julio del año pasado, el Ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, informó que esta Planta estaba funcionando al 40 por ciento de su capacidad, tal como estaba previsto en función de los volúmenes de exportación a la Argentina, y que de a poco se incrementaría el caudal de procesamiento, en función a la vigencia del contrato con el vecino país; sin embargo, desde entonces es poca o nula la información que se genera en cuanto a la actividad de esta infraestructura, lo cual genera un ambiente de dudas en cuanto al beneficio real que genera su implementación.