Noticias El Periódico Tarija

SHIRLEY. A. ESCALANTE/BOLINFO/TARIJA
(elPeriódico, marzo 4/2017) El colegio Lindaura Anzoátegui de Campero, que fue inaugurado hace un año, en la actualidad se encuentra con los baños en mal estado, sin agua, las puertas sin las respectivas chapas o manijas, además, con goteras en época de lluvia, por lo que los padres de familia solicitan a las autoridades tomar cartas en el asunto.

Las calaminas del tinglado de la cancha están levantándose, la mayoría de las puertas no cuentan con chapas y se necesita la ayuda de unas tijeras para abrirla en caso de que se cierren; por otro lado, las bardas de seguridad de la segunda y tercera planta están sueltas.

La presidenta de la junta escolar del colegio, Jesusa Charcas, sostuvo que el reclamo de los padres de familia es justo, ya que se basan en los desperfectos que se fueron generando.

“Nadie miente, es verdad cómo está nuestro nuevo colegio, que está recién un año. Va de pedazo en pedazo la humedad, la mala construcción, es un material débil, las chapas, el baño no tenemos agua, están tapados los inodoros, hay muchas cosas”, reclamó Charcas.

Asimismo, lamentó que los estudiantes del establecimiento estén afectados, puesto que cuando una puerta se cierra deben recurrir a unas tijeras para abrirlas, lo que hasta puede resultar peligroso.

“Tenemos que ver la manera de cómo abrir nuestras puertas, por ello pedimos a nuestras autoridades que se preocupen, ya que nos entregaron lindo y pintadito, pero ahora desaparecen”, dijo la presidenta.

Charcas lamentó que la junta escolar sea la que de manera constante se encuentre llevando y trayendo documentación, pero no reciben respuestas a sus problemas, para que de una vez se pueda subsanar las dificultades.

“A las autoridades hay que hacerles recordar dos tres veces y no dan importancia, se hacen de la vista gorda, qué más podemos hacer como padres, debemos decir a la prensa para que el pueblo vea cómo esta nuestro colegio”, señaló la señora.

Por otro lado, lamentó que las autoridades no hayan fumigado su establecimiento durante la vacación, por lo que se sienten desamparados y olvidados por parte de la Alcaldía, ya que ellos deberían dar condiciones a los alumnos.

“Aquí no han fumigado, nos faltan muchas cosas por implementar, en especial en las barandas de seguridad”, afirmó la entrevistada.

Además de recibir la denuncia, elPeriódico intentó ayer comunicarse con los funcionarios municipales, para saber qué es lo que pasó con este establecimiento educativo, sin embargo, ninguno respondió a los llamados.

Por último, el director del establecimiento sostuvo que las cámaras de vigilancia solo funcionan en la mañana y no benefician a los demás turnos, por lo que solicitaron atención oportuna y mejor coordinación.

Fumigaciones
Antes de que las labores académicas comiencen, el responsable de Zoonosis, Sitty Chávez, informó que llevaron a cabo fumigaciones en diferentes establecimientos educativos, además de la eliminación de parásitos e insectos.