Noticias El Periódico Tarija

 

SHIRLEY. A. ESCALANTE/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico, marzo 2/2017) En las fiestas de carnaval y las demás actividades organizadas por varias instituciones, se registró el ingreso a Tarija de al menos 18 mil personas, tanto del interior como del exterior del país, es su mayoría desde la República Argentina.

La directora de Migraciones, Lourdes Aldana, confirmó la cantidad de visitantes que ingresaron a Tarija en ocasión de las carnestolendas. La zona fronteriza con mayor ingreso fue Bermejo, inclusive llegó al doble que la de Yacuiba.

“Yacuiba es el que generalmente mayor flujo tiene, y pensamos que por la carretera llegaron familias, es decir residentes bolivianos en sus vehículos particulares”, indicó Aldana.

Asimismo, sostuvo que el 24 y 25 de febrero hubo una congestión, por lo que tuvieron que reforzar con personal, ya que por las chalanas no se atendió, a causa de la crecida del rio, y se optó transitar por el tinglado.

“Toda la gente fue por el paso del tinglado y eso un poco ha congestionado la situación en Bermejo”, señaló la entrevistada.

La directora de Migraciones afirmó que las tarjetas vecinales fronterizas funcionan con normalidad, lo que ayudó a disminuir las largas filas, puesto que la entrada de las 18 mil personas fue netamente de turistas.

“A comparación del año pasado hemos visto un aumento del 30 por ciento, ya que las familias llegaron motivadas a participar de las fiestas de carnaval, que son grandes”, manifestó.

Aldana señaló que el excesivo consumo de bebidas alcohólicas empañó en parte las fiestas, ya que en varios operativos observaron que menores de edad se encontraban en un estado deplorable y que se debería trabajar en aquello.

Las fiestas generaron un millón de dólares

La secretaria de Turismo y Cultura del Gobierno Municipal de Tarija, Rita Miranda Segovia, explicó que con base en la información que tienen, el movimiento económico generado en las principales actividades del carnaval sería de un millón de dólares, por las fiestas de carnaval.

Miranda apuntó que constataron que todos los hoteles estuvieron llenos, hubo vuelos saturados de las diferentes aerolíneas que operan a la ciudad y una situación similar fue evidenciada en las empresas de transporte terrestre.