Noticias El Periódico Tarija

LAURA VIDAURRE/ BOLINFO/ TARIJA

(elPeriódico, marzo 2/ 2017) Una nueva “riña” es la que se advirtió entre la Gobernación y la Asamblea Legislativa, esta vez por el informe de gestión que no brindó la máxima autoridad del departamento de Tarija, Adrián Oliva Alcazar.

Ayer, el presidente de la Asamblea, Willams Guerrero, mediante una nota, convocó a una sesión al pleno, citada para las 10.00, para conocer el informe de la gestión 2016 del gobernador Oliva. A esta convocatoria no asistió la máxima autoridad departamental, quien, a través de sus secretarios, explicó sus razones.

El secretario de Coordinación de la Gobernación, Waldemar Peralta, cuestionó el actuar de la Asamblea por hacer “oídos sordos” a la petición que hizo el gobernador, de postergar el informe hasta el 7 de marzo.

“Hace siete días, como ustedes pueden ver en esta carta, el 23 de febrero de 2017 el gobernador le vuelve a enviar una segunda nota al presidente de la Asamblea, para decirle que no podrá estar presente el 1 de marzo, sino que va estar presente el 7 de marzo, a las nueve de la mañana, para brindar el informe del gobernador de la gestión 2016, como reza el estatuto”, explicó Peralta, con el documento en mano.

Peralta indicó que la Asamblea convocó al gobernador a brindar su informe con un tiempo de anticipación menor a 24 horas. La autoridad, al tener su agenda marcada, no pudo asistir a dicha cita. “El gobernador este jueves (por hoy) presentará una postura sobre el pacto fiscal y el viernes presentará un proyecto de agua potable para Bermejo, y por ello reprogramó esta fecha con anterioridad y pidió a la Asamblea no politizar el tema y no generar controversias”, aseveró el secretario.

Ante estas declaraciones, el presidente de la Asamblea, Guerrero, respondió que evidentemente llegó la nota del gobernador con la solicitud de postergación del informe, sin embargo, el pasado miércoles el pleno ya lo había convocado mediante una resolución. “Nosotros somos muy respetuosos de las decisiones del pleno”, sostuvo.

Ahora será dicha instancia la que también asumirá las acciones a seguir por este supuesto incumplimiento de deberes por parte de la máxima autoridad departamental. En cuanto a la petición de informe con un tiempo de anticipación menor a 24 horas, Guerrero dijo que esta resolución se la derivó al gobernador el mismo día.

Por su parte, la asambleísta por Unidad Departamental Autonomista (UDA), María Elena Méndez, denunció que la Asamblea vulneró los mecanismos para sesionar el informe de gestión del gobernador. “Después de este largo feriado hemos sido sorprendidos con un comunicado del presidente, donde según una resolución del miércoles se debería de llevar cabo el informe del gobernador para hoy (ayer)”, indicó.

Méndez explicó que existe una “falta de tolerancia” por parte de la Asamblea, al negar la solicitud que hizo el gobernador., “Aquí ha primado la incomprensión; el pleno, al tener mayoría del MAS, no aceptó el pedido de Oliva, seguramente ahora lo van a tipificar como incumplimiento de deberes”, sostuvo.