Noticias El Periódico Tarija

 

(elPeriódico – Febrero – 25) El Miércoles de Ceniza es un día de ayuno y abstinencia que marca el inicio de la Cuaresma. Esta acaba el Domingo de Resurrección. El Miércoles de Ceniza también representa el fin del Carnaval con el entierro de algún elemento simbólico que en la mayoría de los lugares de Tarija es un muñeco del diablo.

La fecha en la que se celebra el Miércoles de Ceniza es indeterminada. Cambia cada año dependiendo del inicio de la Semana Santa. El Miércoles de Ceniza se celebra 40 días antes del Domingo de Ramos.

Durante este periodo, existen normas de penitencia en homenaje a los días que Jesucristo pasó en ayuno en el desierto. El hecho de utilizar cenizas extraídas de las palmas usadas el Domingo de Ramos del año anterior y no otras no es banal.

Simboliza que la gloria de un día puede quedar reducida a la nada en poco tiempo. La ceniza es símbolo de la muerte y recuerda que lo material puede desaparecer. El Miércoles de Ceniza invita a la reflexión, a la introspección como a la reconversión.

El Miércoles de Ceniza puede caer, por tanto, entre el 4 de febrero y el 10 de marzo, según el calendario lunar que define la fecha de Pascua. Sin embargo, para este 2017 caerá el 1 de marzo.

Miércoles de Ceniza en Tarija

Con el Miércoles de Ceniza se cierra oficialmente el Carnaval y los excesos cometidos durante esos días. Los siguientes serán de reflexión, penitencia y oración. Para simbolizar el proceso de transición de una época a otra se realiza  el denominado “entierro del diablo”.

El Miércoles de Ceniza  es una tradición que se celebra en todas las provincias del departamento. Dentro de los 40 días, en los  viernes no se tiene que hacer el consumo de carne a objeto de preservar la tradición que proviene de cientos de años y que es respetada principalmente por las personas que profesan la fe católica.

Dentro del programa  realizan la visita a las iglesias de la ciudad de Tarija donde  observan la presencia de  toda clase de feligreses  de todas las edades. El obispo de la diócesis de Tarija, Javier del Rio siempre pregona para que las nuevas generaciones de jóvenes  del departamento  se constituyan en las iglesias para desarrollar actividades a favor de ellas como también a favor de los propios barrios.

La semana santa para otras religiones

Para los católicos es la época en la que se recuerda y celebra los hechos más relevantes en la vida de Jesús de Nazaret (la Pasión, Muerte y Resurrección), otras religiones, por su parte, consideran que estos días no son el único momento para adorar a Dios.

Para los miembros de la Iglesia Cristiana Evangélica, la Semana Santa es el tiempo para recordar la muerte de Cristo. Para conmemorarla, se congregan en una jornada de oración y adoración. En esta reunión se dan cita grupos artísticos y musicales, ya que los cristianos creen que “Dios habita en medio de la alabanza”. Además, para ellos es fundamental la vigilia, es decir, pasar una noche en vela y adorando a Dios.

Los pentecostales entonan canciones e invitan a toda la comunidad a congregarse en una reunión que tiene lugar en su centro de culto. Desde el día jueves se reúnen a alabar a Dios, para ello cuentan con la presencia de grupos musicales, en realidad, viven una fiesta.

En el sentir de los adventistas, la Semana Santa es la conmemoración de la pasión de Cristo; sin embargo, los seis días los trabajan normalmente, además, no tienen prohibición para ingerir alimentos.

Los Testigos de Jehová consideran que la Semana Mayor es una fecha común; ellos celebran anualmente la muerte de Jesús, pero lo hacen según el calendario arameo. En dicha reunión comparten vino y pan, tal como lo hizo el Señor en la última cena.

Gastronomía tarijeña en Semana Santa

En Tarija hay diferentes opciones para degustar en viernes santo, día en el que no se puede comer carne según la religión católica. Entre estas opciones esta la típica arvejada, que consiste en arveja verde cocida mezclada con papa frita, acompañada con arroz y un huevo frito.

MIERCOLES DE CENIZA (1) copia

Por otro lado, la carbonada es un plato típico de Semana Santa y  consiste en papas pequeñas, zapallo cortado en trozos chicos o rallados,  con arveja, poroto que es mezclado con un ahumado, más  queso rallado por encima.

Finalmente, se puede hacer sopa de verduras, o consumir carne de pescado ya sea sábalo, surubí, pacú ó trucha y de distintas maneras, frito, a la plancha, al palo, acompañados generalmente por mote, arroz,  papa o ensalada.