Noticias El Periódico Tarija

Hector E. Dávila Arenas

Una de las falencias en el sistema electoral es la falta de asientos electorales, que impiden a la ciudadanía ejercer su sagrado derecho al voto, ya sea por las distancias que con lleva al ciudadano a realizar este acto, que en muchos lugares se traducen en horas de caminata, entre 6 a 8 horas, solamente de ida, al lugar donde ejercerá su derecho a elegir, dado que ni siquiera cuentan con carreteras; y/o por razones naturales ya sea el paso de quebradas, ríos en tiempos de lluvia, que hay que sortear para llegar hasta los asientos electorales designados por la máxima autoridad Electoral en este caso el TRIBUNAL SUPREMO ELECTORAL o en su defecto los TRIBUNALES ELECTORALES DEPARTAMENTALES. 

Cada Tribunal Electoral, como así también, el Tribunal Supremo cuenta con la Unidad de Geografía y Logística Electoral quienes son los encargados de realizar estudios para la creación de nuevos asientos electorales en poblaciones donde exista una cantidad «mínima» (no se constata un numero dentro de la ley) de ciudadanos en edad de sufragar, (por ejemplo 100 ciudadanos), así también hay excepciones donde la cantidad es ínfima pero que se mantiene estos asientos electorales por distintas razones ya sea geográficas y/o por estar en las fronteras. 

El Artículo 12, Parágrafo I de la Constitución Política del Estado, establece que: «El Estado se organiza y estructura su poder público a través de los Órganos Legislativo, Ejecutivo, Judicial y Electoral. La organización del Estado está fundamentada en la independencia, separación, coordinación y cooperación de estos órganos». 

La norma suprema, en su Artículo 205, Parágrafo II, señala que: «La jurisdicción, competencias y atribuciones del Órgano Electoral Plurinacional y de sus diferentes niveles se definen, en la Constitución y la Ley». 

LEY DEL ÓRGANO ELECTORAL PLURINACIONAL Nº 018, en su Artículo 24, Parágrafo IX establece que: «El Tribunal Supremo Electoral, debe «Establecer los asientos y la codificación de recintos y mesas electorales para cada proceso electoral, referendo y revocatoria de mandato, tomando en cuenta el crecimiento y la dispersión de la población». 

Artículo 37. (OBLIGACIONES). Los Tribunales Electorales Departamentales, bajo las directrices del Tribunal Supremo Electoral, tienen las siguientes obligaciones: l. Cumplir y hacer cumplir la Constitución Política del Estado, las leyes vigentes, reglamentos, resoluciones y directrices del Tribunal Supremo Electoral. 2. Garantizar el ejercicio de los derechos políticos, individuales y colectivos, en el marco de la Constitución Política del Estado. la Ley del Régimen Electoral y la presente Ley. 

Por lo tanto, se debe crear asientos electorales, tomando en cuenta la dispersión de la población y los problemas que tienen que sortear a la hora de cumplir, con su derecho ciudadano, y así garantizar, el ejercicio del voto y sus derechos establecidos en la constitución Política del Estado y Leyes Electorales en referencia. Caso contrario estaríamos remando al revés, dado, se debe ampliar la iniciativa con la cual se instauro, el Voto en el exterior y se invierten cantidades importantes de recursos económicos, porque no hacer lo mismo dentro de los límites de nuestro país, y luego nos ocupamos de los externos, queda en manos del TRIBUNAL SUPREMO ELECTORAL el de garantizar a nuestros ciudadanos sus derechos políticos, establecidos en nuestras leyes.