Noticias El Periódico Tarija

 

(BOLINFO/VILLA MONTES)

(elPeriódico, febrero 22/2017) El Día Internacional de la Lengua Materna pasó desapercibido en Villa Montes, razón por la cual causó sorpresa que la Dirección de Desarrollo Humano del gobierno municipal, con las dependencias a su cargo, no haya preparado un acto o programa especial, como el Gobierno central instruye mediante los viceministerios correspondientes.

En versión de los representantes de los pueblos guaraní, weenhayek y tapiete, es fundamental que se tome en cuenta lo que determina la Unesco respecto a las lenguas maternas, para que estas no se extingan y que, por el contrario, se promueva e incentive su aprendizaje y práctica, para un mejor entendimiento incluso con los que hablan español latino como lengua materna.

Reinaldo Balderas, profesor y responsable de la educación indígena tapiete en Villa Montes dijo que, al ser la única nación en Bolivia, conformada por unas 40 familias, solo el 85 por ciento de las personas que viven en el lugar hablan tapiete como lengua materna, y que esta situación pone en riesgo de que este dialecto desaparezca, como ocurrió con otros pueblos.

De la misma manera, Dominguina Ayala, directora de la Unidad Educativa Aplicación Bilingüe, del pueblo weenhayek, en alusión a la fecha, sostuvo que no existe un apoyo decidido de parte de los técnicos nacionales, ni locales, para promover el lenguaje weenhayek, y que incluso en un pasado reciente tuvieron que pedir la ayuda de extranjeros como de los misioneros suecos, que realizaron estudios profundos sobre la lingüística y fonética de su pueblo, permitiendo con ello que se tenga la escritura que no se enseña a otros pueblos.