Noticias El Periódico Tarija

ABI

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo el lunes que se maneja la hipótesis de que el arsenal de armas que se internó de forma ilegal a Bolivia, camuflado en el contenedor de un tráiler, tenía como destino Brasil, por la demanda de armas de los carteles del narcotráfico que libran una guerra en ese país.

«Seguimos manejando la hipótesis que el probable destino es Brasil, debido a que hay una demanda especifica de armamento por la guerra interna que libran los carteles vinculados al narcotráfico», explicó en conferencia de prensa.

Romero aclaró que falta colectar elementos claves para confirmar esa hipótesis, y anunció que controlarán a otros contenedores que tienen carga de maquinaria agrícola, además de otros objetos, que llegan dentro de esos vehículos, para establecer si hay indicios de «tráfico de armas».

Por otra parte, informó que el empresario que envió el cargamento desde Miami llegará el martes a Santa Cruz para presentar sus declaraciones y pruebas que supuestamente lo desvinculan de ese ilícito.

Recordó que hasta el momento se han detenido a seis personas, de las cuales, cinco: cuatro varones y una mujer, están con detención preventiva en la cárcel de Palmasola, y una mujer se encuentra con medidas sustitutivas.

Asimismo, informó que el intermediario del transporte de esa mercadería ilegal, identificado como Miguel Suárez Cuellar, se encuentra prófugo.