Noticias El Periódico Tarija

AGENCIAS
La gana, la garra y los goles de Maximiliano Freitas marcaron el camino para que Oriente derrote a Real Potosí en el Tahuichi (3-1), donde el técnico Eduardo Villegas debutó en lo que es su segundo ciclo al frente del plantel albiverde.
Mientras el portero de Oriente, Guillermo Viscarra, era un espectador más, en el otro arco su colega Éder Jordán la pasaba muy mal. Carmelo Algarañaz no estaba certero en la definición y desperdició dos oportunidades claras para anotar.
Pero el que no perdonó fue Freitas. El uruguayo que volvía al equipo titular dejó claro que no puede estar sentado, no solo porque anotó los dos primeros tantos, sino porque le pone lo que muchos le reclaman a otros, temperamento.
A los 24 minutos, el ‘Tanque’ recibió de Diego Suárez, y tras llegar ingresar al área grande por la derecha sacó un misil que apenas pudo ver Jordán, que se quedó sin reacción. Fue el 1-0.
El segundo tanto llegó tras una combinación de los charrúas albivedes. Román recuperó el balón en la mitad y sacó un pase a las espaldas de los defensores donde Freitas volvió a ganar y quedó frente a Jordán, al que venció con disparo suave y cruzado 2-0, a los 44’.
Lo acabó liquidando
Oriente ingresó con más agresividad en el complemento, pues Villegas dispuso que su equipo presione en campo rival para no tener sorpresas por parte de los lilas. En ese afán se vio a un Azogue con más llegada al arco de Jordán, apoyando a los delanteros.
Azogue tuvo dos chances para macar, pero sus disparos fueron sin mucha potencia y Jordán terminó controlando el balón.
La expulsión de Suárez, por un golpe con el codo al rostro de Rojano, perjudicó de sobremanera a Oriente, que perdió tenencia de balón y eso aprovechó el equipo lila que descontó con un tanto de Ronald Gallegos, a los 75’. El volante potosino anotó de cabeza tras un centro de De la Cuesta.
Los nervios eran evidentes en los locales, pues los visitantes apostaron con todo para lograr el empate. Sin embargo, la figura de Freitas volvió a dar tranquilidad porque generó la jugada del 3-1. El uruguayo se sacó la marca de Galaín y arrancó con velocidad por la derecha hasta llegar al borde del área desde donde metió un pase preciso para Moisés Villarroel, que había ingreso recién, y tras gambetear al portero Jordán definió con la derecha con el arco a disposición. Fue a los 82 minutos.