Noticias El Periódico Tarija

 

En tiempos de necesidad de mayores recursos económicos, para atender las múltiples carencias y demandas de la comunidad en general, una vez más se vuelcan las miradas a las regalías que percibe el Departamento de Tarija. Su concepción, los gestores y la gestión para la aprobación de esta concesión forma parte de la memoria histórica de nuestro Departamento y son casi desconocidas por la ciudadanía. La regalía departamental está inscrita en la Constitución Política del Estado y su cumplimiento y aplicación están garantizados: Lo que ahora está en discusión y disputa es su manejo y distribución. Autoridades ejecutivas, seccionales, municipales, representantes cívicos, vecinales, institucionales y agrupaciones ciudadanas, manifiestan con fervor patriotero la defensa de la regalía. Lo importante de este nuevo escenario es garantizar la concertación y evitar la confrontación en busca de la convivencia pacífica, el beneficio y bienestar colectivo. 

Las regalías están en el debate. Otras regiones productoras del Departamento como las Provincias Arce y O´Connor demandan recibir el beneficio del 45% por la producción de hidrocarburos en sus jurisdicciones, propuesta que toma fuerza y forma bajo el criterio que la regalía debe beneficiar en la jurisdicción territorial donde se genera y no en su totalidad a la provincia Gran Chaco, como es en la actualidad.

pozo-1924-copia

1924. Pozo Bermejo X-2 DESCUBRIDOR. Primer pozo petrolero productor de petróleo en Tarija. Bolivia.

La gestión para obtener la Regalía por la explotación de hidrocarburos se inició el año 1929 y se concretó en la Legislatura del año 1938

La gestión para la obtención de una norma que beneficia a los Departamentos productores de hidrocarburos se inició en el año 1929, a través de propuestas elaboradas por los diputados tarijeños Julio Pantoja Estensoro, Octavio O´Connor D´Arlach, Oscar Trigo Pizarro, Delfín Pino Ichazo y Arcil Oliva Dalence, Posteriormente, nueve años después, el 14 de junio de 1938 un proyecto modificatorio sobre la Ley del año  1929, fijó una renta del 17 % sobre la producción bruta de petróleo a favor de los Tesoros de la circunscripción productora. Víctor Paz Estenssoro diputado tarijeño asumió el liderazgo de una nueva batalla legislativa acompañado de notables legisladores de la bancada tarijeña y otras representaciones entre estos, Julio Pantoja Estenssoro, Manuel Mogro Moreno, José Chávez Suárez, Jorge Araoz Campero, Nazario Pardo Valle, Ángel Mendizábal, Roberto Jordán Cuellar, Alberto Echazu, Jorge Mercado Rosales, Juan Manuel Suárez, Gustavo Auza, José Santiesteban, Augusto Céspedes, Luís Herrera, Eduardo Rodríguez Vásquez, Carlos S. Cortéz, Alberto Zelada, Napoleón Solares, Luís Guzmán, Hugo Pizarro Araoz, José Anaya y Sócrates Parada Suárez.

La explotación de petróleo en Bolivia, tuvo su origen en el Departamento de Tarija a partir del año 1867 durante el gobierno de Mariano Melgarejo, quien otorgó licencia exclusiva a los súbditos alemanes Franck Hokts y Edward Hansen para la explotación de petróleo en la provincia Salinas, actual provincia O´Connor del Departamento de Tarija. El registro histórico no establece el cumplimiento de la explotación de petróleo en esa zona, sin embargo este hecho se inscribe como el primer acto comercial suscrito por el gobierno de Bolivia en materia para la explotación de petróleo.

Posteriormente a partir del año de 1920 se establecieron contratos con la empresa Richmond Levering Co., que obtuvo concesiones en el país en los Departamentos de Santa Cruz, Chuquisaca y en Tarija específicamente para la exploración en la serranía del Candado en Bermejo, provincia Arce y posteriormente en Sanandita, provincia Gran Chaco. En el año 1922 La Richmond Levering transfirió sus derechos a la empresa Standard Oil Company. La actividad petrolera estuvo a cargo de la iniciativa privada en aplicación del alcance de la Ley Orgánica de Petróleo, propuesta por la Convención de 1920 y promulgada por el Presidente Bautista Saavedra Mallea el 20 de junio de 1921.

El 24 de agosto de 1922 se registra como la fecha oficial del inicio de la actividad petrolera en Bolivia, localizada en Bermejo con la perforación del primer pozo petrolero a cargo de la Stándard Oil Co. el cual no alcanzo su objetivo por deficiencias técnicas en las labores de perforación y fue abandonado. Dos años después, el 25 de junio de 1924 la mencionada compañía y el gobierno nacional anunciaron oficialmente el descubrimiento del petróleo en Bolivia, en el pozo Bermejo  X-02 a una profundidad de 600 mt., el cual resulto productor. El pozo Bermejo X-02, luego de 92 años de su descubrimiento, a la fecha continúa proveyendo petróleo. Cuatro años después en 1926 la Standard Oil Co. perforó y descubrió el Campo Sanandita ubicado en la Provincia Gran Chaco, en 1927 en Camiri, Departamento de Santa Cruz y en 1931 en Camatindi. La Standard instaló dos refinerías en Sanandita y Camiri, perforo 30 pozos de los cuales 18 fueron exploratorios.