Noticias El Periódico Tarija

 

La asignación del 45% de las regalías que percibe el Departamento de Tarija por concepto de explotación de hidrocarburos a favor de la provincia Gran Chaco tiene su origen en la gestión de la ex Corporación de Desarrollo de Tarija – CODETAR, entidad pública creada en el año 1977 durante el gobierno de facto del Cnl. Hugo Banzer Suarez.

Este porcentaje se deduce del 11% que percibe el Departamento de Tarija por concepto de regalías y beneficia a la provincia Gran Chaco de manera equitativa a los municipios de Yacuiba, Carapari y Villa Montes en una proporción del 15 % para cada uno. El Directorio de CODETAR consideró que la provincia Gran Chaco a través de la explotación de hidrocarburos contribuía a la región  y admitió la demanda de la comunidad del Chaco de compensación en su condición de provincia productora aprobando la Resolución Nº 16/83 de fecha treinta de abril de mil novecientos ochenta y tres años.

La mencionada Resolución de Directorio de la ex Corporación de Desarrollo de Tarija no señala en su texto la asignación porcentual del 45% de manera taxativa y reconoce la asignación de recursos económicos considerando el monto de regalías producidas por la provincia Gran Chaco en la gestión 1983 y la cuantía de inversiones aprobadas para esa provincia, cuyo (coeficiente) resultado es exactamente el 45%.  Otro elemento señalado en la demanda de los representantes de la provincia Gran Chaco, estaba referida a la que territorio de la provincia Gran Chaco corresponde al 45 % del total del territorio del Departamento de Tarija, argumentación que reforzaba la propuesta de compensación en esa proporción.

Recuperar este pasaje de la gestión para la asignación de regalías del 45% a favor de la provincia Gran Chaco que tiene su origen en abril de 1983 en la ex CODETAR es pertinente, en virtud de que políticos de la nueva generación se apropian y disputan su autoría  en busca del aplauso, popularidad,  liderazgo y fundamentalmente vigencia política con fines estrictamente personales.  A partir de ese hecho, se inició un largo camino de demandas y gestiones que derivaron en sucesivas leyes que fueron aprobadas por el ex Congreso de la Nación, actual Asamblea Plurinacional del Estado de Bolivia, destacando entre estas la  Ley Nº 3038 de 29 de abril de 2005 promulgada durante el gobierno del ex Presidente Carlos Mesa Gisbert que su Artículo Quinto establece que la Prefectura del Departamento de Tarija asignará de forma permanente y continua el 45% del monto total recibido por concepto del 11% de regalías petroleras a favor de la provincia Gran Chaco y el Decreto Supremo N° 29042  de 28 de febrero 2007.

En función de los antecedentes señalados, es importante destacar y considerar las demandas surgidas para reiniciar el debate en torno a estas disposiciones legales en el marco de la comprensión, entendimiento y solidaridad en torno a la participación de las regalías. En un hipotético caso de descubrirse gas  y/o  petróleo en la jurisdicción de la provincia Méndez, resulta racional e inteligente comprender que el beneficio de la regalía deberá favorecer a la jurisdicción municipal donde se explote el hidrocarburo.  Así como toda obra del hombre es perfectible  las leyes también son susceptibles a cambios y modificaciones en función de su concepción, fines y objetivos.