Noticias El Periódico Tarija

INFOBAE

Un atentado en la ciudad turca de Kayseri (en el centro del país) dejó este sábado al menos 13 soldados muertos y otros 48 heridos, según informó el ejército turco.

La explosión destruyó un bus que transportaba soldados que estaban de permiso para ir de compras, y ocurrió mientras el vehículo transitaba cerca del campus de la Universidad Erciyes.

Según testigos citados por el diario Hürriyet, la explosión fue provocada por un coche bomba que se acercó por el lado izquierdo del autobús y estalló. Por el poco movimiento en la zona y el día, parece ser que el objetivo principal era el transporte de militares.

En tanto, la cadena CNN Türk informó que el ministro del Interior, Suleiman Soylu, se estaba trasladando a Kayseri, mientras que el presidente Recep Erdogan había sido informado de la explosión.

La información llegaba lentamente debido a que la autoridad de radiotelevisión turca (RTÜK) emitió un veto sobre la emisión de imágenes o información sobre el suceso, como es habitual en el caso de atentados en Turquía.

La detonación llega apenas una semana después desde que un atentado doble atribuido a milicias kurdas dejara un saldo de 44 personas muertas en Estambul.

Sin embargo Kayseri, una ciudad industrial en el centro del país, es considerada un lugar pacífico y lejos de la región del sureste, en la frontera con Siria e Irak, aquejada regularmente por la violencia.