Noticias El Periódico Tarija

ABI

El director del Instituto Nacional del Seguro Agrario (INSA), Erick Murillo, informó el viernes que esa institución desembolsó 34 millones de bolivianos en favor de 48.000 productores del país que perdieron sus cultivos por desastres naturales en la campaña agrícola 2015-2016.

«Ya completaríamos los 34 millones de bolivianos desembolsados para el seguro agrario de manera directa a los productores, pretendiendo culminar el año con 48.000 agricultores que habrían sido indemnizados con recursos provenientes del Tesoro de la Nación», dijo en conferencia de prensa.

Murillo precisó que en la campaña agrícola 2015-2016 el porcentaje de siniestralidad se incrementó a 13% principalmente debido a la sequía.

«El primer año de cada 100 hectáreas registradas, nueve se dañaron, lo que es nueve por ciento; el segundo año ha sido de 11 por ciento, el tercer año 2,5 por ciento. El año pasado estuvimos en una baja siniestralidad y este año se ha superado el 13 por ciento de siniestralidad», detalló.

De acuerdo con Murillo, en la primera campaña del seguro (2012-2013) se pagó una indemnización de 7,6 millones de bolivianos, en la segunda (2013-2014) 18 millones y en la tercera (2014-2015) más de 6,5 millones.

Este año los cultivos más afectados fueron de maíz (47%), papa (31%), quinua (10%), y trigo, cebada y haba en menor porcentaje.