Noticias El Periódico Tarija

AGENCIAS

Los descensos en la Liga del Fútbol Profesional Boliviano deberán esperar, al menos seis meses más. Con el objetivo de adecuar el fútbol boliviano al calendario de la Conmebol, que obliga a disputar la temporada de enero a diciembre y no de julio a junio como ocurre actualmente, quedarán anulados los descensos, que debían darse a medio año tras la culminación del Clausura. Además, la temporada en disputa se alargará de julio hasta diciembre de 2017, con 18 meses de competencia.

Para los dos puntos anteriores ya hay consenso entre la Liga y la Asociación Nacional de Fútbol (ANF), que también deberá modificar su calendario. Estas definiciones serán anunciadas con otros cambios el martes, cuando se lleve a cabo en Santa Cruz el Consejo Superior liguero. La decisión de alargar la temporada 2016-2017 implica que los torneos a disputarse aumenten de dos a tres (Apertura, Clausura y nombre por definir). De esa manera, en 2018 el fútbol boliviano podrá adecuarse a jugar de enero a diciembre, como eran antes los periodos de competencia en el fútbol nacional.

Además, a medio año el último de la tabla general de posiciones de los torneos (suma de puntos del Apertura y del Clausura) no descenderá y tampoco el penúltimo que jugará su permanencia liguera en el indirecto. Para que haya consenso sobre este punto, la ANF fue clave al aceptar esperar seis meses más para que sus representantes asciendan. Eso sí, el pedido que hizo fue que los dos equipos suban a la Liga de forma directa y no solo uno.

En lo que aún no hay acuerdo entre los ligueros es si en diciembre de 2017 habrá o no descensos, y la modalidad de definirlos. Hay tres opciones que se manejan. La primera es que se mantengan los 12 equipos y que con los dos de la ANF aumenten a 14  los ligueros. La crítica a esta idea es que actualmente con 12 equipos hay bastantes problemas económicos en los clubes, y con dos más la crisis sería peor. De esta posición son partidarios algunos dirigentes.

La segunda opción es que desciendan dos equipos de forma directa y uno juegue el indirecto, mientras que la tercera es que uno pierda la categoría y dos disputen su permanencia con el penúltimo y antepenúltimo de la Copa Simón Bolívar. En estas dos opciones se mantendrían los 12 equipos ligueros al menos hasta el final de 2018.

Queda por definir la repartición de los premios para los últimos dos torneos de esta temporada que deberán otorgar cupos para disputar la Copa Libertadores 2018 y la Sudamericana 2018. Desde 2017, la Conmebol dará por primera vez cuatro cupos para los bolivianos en la Libertadores y para la Sudamericana se mantiene en cuatro. Desde el año que viene, ambas competencias se llevarán a cabo durante todo el año y ya no en un semestre. El campeón del Apertura actual, Bolívar o The Strongest, representará al país como Bolivia 1 para la Libertadores 2018.