Noticias El Periódico Tarija

REDACCIÓN DIGITAL/EL PERIÓDICO

Con datos del Observatorio Astronómico de Santa Ana

Este 14 de diciembre se podrá observar una de las lluvias de meteoros más interesantes del año, Las Gemínidas, que esta noche a partir de las 23:00 alcanzan su mayor actividad cuando se podrían observar hasta 120 meteoros por hora en condiciones favorables.

Las Gemínidas son una lluvia de meteoros visibles en la constelación zodiacal Géminis antes y después de la medianoche del 7 al 17 de diciembre.

El técnico astrónomo del Observatorio Astronómico Nacional de Santa Ana, Pável Balderas Espinoza, explicó que no se tienen las mejores condiciones debido a la luminosidad de la luna llena que habrá esta noche, sin embargo hasta el 17 de diciembre se podrá observar este fenómeno astronómico.

“Géminis aparece por el este a las once de la noche aproximadamente, pero tenemos un problema este año, la luna llena, sin embargo en condiciones favorables se pueden observar hasta 120 meteoros”, explicó.

El Observatorio Astronómico Nacional de Santa Ana se abre a las visitas los días martes, jueves y viernes a partir de las 19:00 horas, según detalló Balderas, a donde pueden acudir las personas aficionadas y que quieran disfrutar de este espectáculo astronómico y en el que pueden recibir mayor información acerca de cómo pueden apreciar mejor esta lluvia de meteoros que se dan en este mes de diciembre.

Las Gemínidas

Las Gemínidas son un espectáculo de los cielos del sur. Las primeras «Gemínidas» fueron vistas en 1862. Las lluvias de meteoros resultan de fragmentos desprendidos de un cometa cuando éste pasa cerca del Sol y quedan en el espacio siguiendo la trayectoria del propio cometa. Luego, cuando la Tierra cruza la zona en que se encuentran estos restos, muchos de ellos penetran en la atmósfera convirtiéndose en lo que popularmente llamamos “estrellas fugaces”.

Los astrónomos trataron de localizar al cometa responsable, pero la búsqueda resultó infructuosa durante más de un siglo hasta que en el año 1983, el Satélite Infrarrojo de Astronomía de la NASA (IRAS por sus siglas en inglés) detectó un cuerpo de varios kilómetros de diámetro que se movía en la misma órbita que las «Gemínidas». Los científicos lo llamaron 3200 Phaetón. El asteroide 1983 TB Phaeton es el cuerpo que da origen a esta lluvia, asteroide que posee todas las características de ser un núcleo cometario extinto.

Debido a las perturbaciones del planeta Júpiter sobre el año 2010 el enjambre dejó de interceptar la órbita terrestre, por lo que el núcleo del enjambre mucho más denso y que proporciona las altas tasas horarias mencionadas dejará de observarse sobre el año 2020. Esta es una prueba que demuestra que los cometas periódicos al quedar inactivos, se asemejan a núcleos asteroidales como el 1983 TB Phaeton que está catalogado como uno que roza la órbita de la Tierra, a una distancia sólo 8 veces mayor que la de la Luna.