Comer excesiva carne roja podría ocasionar cáncer e infartos

SHIRLEY. A. ESCALANTE/BOLINFO/TARIJA
(elPeriódico-diciembre 11/2016) La arraigada tradición tarijeña induce a las personas a comer de manera constante los fines de semama la famosa parrillada donde se requiere utilizar sal entre otros aderezos, pero esto no es todo ya que la carne roja es una constante a la hora de preparar diferentes alimentos, lo que a la larga podría ocasionar hipertensión  arterial, infartos e incluso cáncer de colon.

No obstante, hay que procurar no demonizar a un alimento que desde tiempos inmemoriales forma parte de la alimentación humana. El problema podría estar provocado en gran medida por la mala calidad de la carne que se consume en la actualidad ya que para aumentar la productividad se alimenta al ganado con maíz, cereales o harinas animales que a menudo son enriquecidos con aditivos.
Para el medico Jaime Márquez el consumir en exceso carne roja puede ocasionar una serie de enfermedades como subir el ácido úrico, colesterol, triglicéridos entre otros por no tener una alimentación balanceada.
“Una dieta equilibrada es lo mejor, ya que la carne roja es pura proteína pero según los nutricionistas se debe alternar con pescado, pollo, sin dejar de lado los carbohidratos como el fideo, además de las vitamina que son fundamentales pero por factores de conocimieto no se lo hace”, dijo Márquez.
Por otro lado aseveró que en Tarija se tiene niveles altos de colesterol, ácido úrico, ya que una carne demasiado salada induce a una hipertensión arterial que está ligada a los infartos y embolias, por lo que se debe tratar de regular el uso de la sal para que se eviten enfermedades, ya que lo importante es trabajar en la prevención.
La nutricionista Carmen Armella sugirio que es importante llevar una dieta balanceada, ya que el exceso de carbohidratos podría generar daños en el organismo para dar lugar a diferentes enfermedades.
“Quiero aclarar que la palabra dieta significa forma de vida y por ningún momento hace hincapié a que deben dejar de alimentarse, sino que se trata de contener todos los nutrimentos en las cantidades que cubran las necesidades del organismo, ya que si faltara alguno el organismo enfermaría y pondria en riesgo la misma vida”, dijo Armella.
Asimismo refirió que la dieta correcta debe ser adecuada a la edad, sexo, tamaño, masa corporal, actividad y estado de salud del sujeto, así como a su cultura, estrato socioeconómico, lugar donde vive y época del año.
“Los nutrientes son sustancias que se obtienen a través de la dieta y tienen funciones específicas en el metabolismo. Los nutrimentos se dividen en proteínas, grasas e hidratos de carbono y en vitaminas, minerales y oligoelementos”, aseveró la profesional.
El elemento más importante para que la dieta sea sensorialmente atractiva es la diversidad, es decir debe ser variada, conteniendo diferentes tipos de alimentos. Cuando se varía la dieta se permite con más facilidad el consumo de todos los nutrimentos.
“El consumo de agua también es muy importante ya que puede contribuir a contrarestar el abuso de sal que hacemos por ejemplo a la hora de una parrillada ahí se le hace doble daño a la salud y con algo debemos contrarrestar”, finalizó. (eP)

Enfermedades que se podria contraer al consumir carne en exceso
SHIRLEY. A. ESCALANTE/BOLINFO/TARIJA
(elPeriódico-diciembre 11/2016) Consumir excesiva carne roja podría ocasionar una serie de enfermedades, ya que el cuerpo del ser humano necesita una serie de alimentos balanceados para generar energía.
El contraer cáncer de colon crece con el consumo de carne de vaca, puesto que la carne vacuna contiene un virus resistente a la cocción y al mal cocinar este tipo de carnes, aparecen nitrosaminas cancerígenas.
Los virus de la carne atacan la pared de los intestinos, creando así infecciones propensas para convertirse en cáncer bajo los efectos de las nitrosaminas. Hay que señalar que al cocinar pollo o pescado también aparecen nitrosaminas cancerígenas, pero su consumo no incrementa el riesgo de cáncer de colon.
Por otro lado, el consumo diario de 100 gramos de carne aumenta en torno a un 20% el riesgo de generar una diabetes de tipo 2. Además, la aparición de enfermedades cardiovasculares, cáncer de estómago, de vejiga y Alzheimer también está relacionad con el consumo en demasia de carne. (eP)