Modelos desde bebés: 7 ideas para sacar las fotos más tiernas

(INFOBAE) El estilo de fotografía nació en EEUU durante la década del 90 y se instaló como tendencia desde hace cinco años en Argentina. Hoy es común contratar a un experto para retratar los primeros días del bebé. Incluso, familiares y amigos, suelen regalar el book personalizado para los futuros padres.

Para los que quieren realizar su propia sesión casera, la fotografa Chechu Pezzolano, dedicada al newborn photography (como se conoce el técnica en el mundo), brindó a Infobae todos los detalles para realizar las fotos más tiernas.

La primera semana de vida

El momento ideal para retratar a los bebés es durante los 6 y 12 días de vida aproximadamente. «Esta etapa ideal para poder lograr posiciones parecidas a las que el bebé hacía dentro del vientre de su mamá. Los recién nacidos están felices cuando están hechos una bolita porque es como han estado hasta ese momento», explicó Chechu. Además, duermen aproximadamente 18 horas y todavía no tienen cólicos, reflujos u otro tipo de molestias.

Elementos indispensables para una sesión perfecta

La cámara indicada para realizar este tipo de tareas es una reflex, sin embargo, se puede recurrir al uso de smarthphones con cámaras de alta definición. «Un factor determinante será la luz, es importante buscar una lugar cerca de una ventana», detalló la especialista.

Lo ideal es ubicar al bebé con la cabeza hacia la luz y los pies en sentido contrario. «Que la luz venga desde arriba de su cabeza y no desde abajo».

Por otra parte, sugiere crear un espacio cómodo donde el bebé pueda reposar e implementar ‘sonidos blancos’- ruidos del mar, lluvia, o pajaritos-, que sean ritmos constantes similares a los que escuchaba dentro de la panza de su madre.

Accesorios baby-friendly

Con respecto al bebé, se pueden usar todo tipo de accesorios; como una manta, gorros tejidos, vinchas (para las mujeres) sábana o tela que le guste, que sea suave y si es elástica mejor, porque de esta manera se evitan las arrugas.

Poses adorables

Hay una gran variedad ideas para reproducir, sin embargo, Chechu Pezzolano advierte: «No intenten imitar fotos profesionales donde los bebés están posados dentro de cajones, canastos u otros objetos. Créanme que se requiere de mucha técnica y experiencia para poder hacerlo. La seguridad ante todo».

Aquí algunas ideas fáciles para recrear:

–Bum up (cola para arriba): reposar al bebé boca abajo y colocar las manitos abajo de la cara. La piernas pueden ir cruzadas.

– De costado: recostarlo de lado con las piernas juntas, con o sin accesorios.

–Boca arriba: envuelto en una manta, sobre la cama, los primeros planos funcionan muy bien para capturar sus expresiones.

–Con la familia: las fotos con hermanos mayores son otra opción. «Dependiendo de la edad, se aconseja envolver al recién nacido en una manta y que su hermano lo abrace, bese. La persona que saque la foto debe estar de pie y poner la cámara justo arriba de ellos.

–Naturales: también funcionan las poses no posadas, es decir aquellas espontáneas, donde el bebé hace un mueca, sonríe o se estira.

Despiertos: aunque lo ideal es que duerman, cuando no lo hacen, la sesión se centra en su mirada.