Nulo ordenamiento vehicular y planificación en materia de transporte público

LIDIA AZURDUY R./BOLINFO/TARIJA
(elPeriódico-diciembre 4/2016) El Big Ben es el nombre con el que se conoce a la gran campana de reloj situado en Londres, esta ciudad no sólo cuenta con este atractivo mundial, sino que durante muchos años se ha situado entre los mejores países con servicio de transporte público: su sistema de metro es el más antiguo del mundo y traslada a más de 3 millones de personas, con una extensión de 402 kilómetros, siendo incluso una atracción turística. Los famosos taxis negros, vienen con un sistema de cobranza con tarjeta de crédito/debito e incluso con conexión WiFi. Por su parte, los famosos buses rojos mueven a 6 millones de personas diariamente, con más de 700 recorridos.

La comparación con nuestra ciudad de Tarija Cercado, podría ser grotesca o poco pertinente, sin embargo, toca pensar y planificar en grande, puesto que durante más de diecisiete años la ciudad ha tenido un crecimiento sin orden alguno que hoy por hoy la convirtió en caótica, muchos tarijeños hemos mirado y visitado la cercana ciudad de Salta perteneciente a la Argentina; también hemos contratado demasiados “expertos” sin resultados palpables, incluso la actual gestión municipal cuenta con una Secretaría Departamental de Movilidad Urbana, entre cuyas funciones se encuentra el ordenamiento vehicular y su planificación.

A la fecha ninguna medida en materia de transporte público se ha visto materializada, salvo unos cuantos conos puestos en ciertas calles, sin tampoco mucho criterio técnico o al menos sin beneficios que puedan verse; al contrario la presencia de buses o micros en las principales calles del casco viejo sólo generan mayor caos, embotellamiento, tomando en cuenta además que los choferes de los micros no respetan la señalización, semáforos o las mismas paradas.

La contaminación proveniente de los escapes de estos automotores en su mayoría obsoletos, hace que caminar por el centro de la urbe sea tóxico y molesto, en cuanto a las condiciones mecánicas y el estado de este tipo de transporte, también deja mucho que desear.

Es urgente que las autoridades municipales de Cercado, más las de Tránsito hagan que sus funciones sean palpables, soñar con una Tarija que pueda convertirse en referente debe ser un objetivo, un sueño que no parezca ilusorio o ridículo y que no pasa solo por rebautizar nombres o eslóganes rebuscados e incluso imitados. (eP)

“El país desarrollado no es aquél donde el pobre tiene auto, es aquél donde el rico usa el transporte público”