Noticias El Periódico Tarija

GABRIELA FLORES/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico – noviembre 03/2016) El camino para afiliarse a distintos seguros de salud privados como la Caja Nacional de Salud, Caja Cordes, Caja Petrolera de Salud, Caja Seguro Social Universitario entre otros centros de salud, es un proceso lento y tortuoso que provoca la desesperación de aquellas personas que han pasado por esa experiencia. Algunos incluso pasan meses sin afiliarse solo por evitar el farragoso proceso burocrático.

La Constitución Política del Estado en su Art. 158 establecer los Regímenes de Seguridad Social se inspiran en el principios de universalidad, solidaridad, unidad de gestión, economía, oportunidad y eficacia, cubriendo las contingencias de enfermedad, maternidad, riesgos profesionales.

“El trabajador tiene derecho a ser inscrito por su empleador en algún seguro médico, en el plazo máximo de cinco días hábiles de iniciada la relación obrero patronal. En caso de no cumplir con la afiliación el trabajador, podrá por sí mismo solicitar su afiliación obligando de esta manera al empleador a pagar las cotizaciones correspondientes”, explicó el representante del Ministerio de Trabajo para Tarija, Ramón Villca.

“A mí me dieron una hoja para hacer sellar en los distintos seguros para verificar que no estaba en ninguno, yo perdí dos días en ese trámite porque hay mucha fila en algunos lugares, los horarios son complicados y como sabe la atención al público deja mucho que desear”, declaró María Gonzales, una joven afiliada a la Caja Nacional de Salud.

Los requisitos legales para la afiliación a este centro de salud son: formulario AVC-04 (aviso de Afiliación y Reingreso del Trabajador) correctamente llenado, sellado y firmado por el empleador y firmado por el trabajador (con un costo de 3 bolivianos ), formulario AVC-05 (carnet de asegurado) correctamente llenado en computadora por el empleador (con un costo de 2.50 bolivianos), fotocopia y original del certificado de nacimiento, fotocopia de la cédula de identidad vigente, fotocopia de la primera y la última planilla de pago del trabajador, sellado por la C.N.S. (si el trabajador ya lleva tiempo trabajando) y por último fotocopia del depósito bancario para el Examen Pre-Ocupacional (con un costo de 100 bolivianos) sellado por la CNS, que debe incluir el nombre completo del trabajador y la empresa

“Es difícil nuestra situación porque necesitamos este tipo de seguros, la salud pública está muy mal y por más que te tome días hacer el trámite pues te la aguantas, tomas esa hoja y peregrinas por todos los seguros por el bien de tu familia, no es justo pero hay que hacerlo”, lamentó Gonzales.

“Yo recién estoy empezando a hacer el trámite pero no me resulto difícil, lo difícil es que el trabajo al que entres te den contrato con seguro de salud, peor si eres joven, terminas trabajando por lo que te ofrezcan y bueno después de varios trabajos es la primera vez que tengo seguro, estos trámites me los banco nomás”, añadió Laura Donoso, una joven de 25 años que ha empezado su andadura en el mercado laboral.

Muchas son las experiencias, tanto malas como buenas, que encierran la realización de los trámites de afiliación a estos centros de salud y algunos factores que llevan a las personas a armarse de paciencia van desde evitar la mala atención en puntos de salud públicos o mantener a su familia sana y segura. (eP)

El 70% de trabajadores bolivianos carece de seguro de salud

De los 10.027.254 habitantes que hay en Bolivia, unos 6 millones están insertados en el ámbito laboral. De esta última cifra, solo el 30% accede a un seguro de salud y aporta a una Administradora de Fondos de Pensiones (AFP) para jubilarse; el 70% está desprotegido, según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Un informe de desarrollo humano en Bolivia, elaborado por el PNUD, además de la explicación de dos investigadores de temas laborales, dan cuenta de que los derechos de los trabajadores se incumplen debido a un alto porcentaje de personas en el mercado informal (cuentapropistas o subempleados).

Ernesto Pérez de Rada, coordinador del informe del PNUD, explicó que del total de la población boliviana seis millones están en la fuerza laboral, pero solo 1,8 millones (30%) gozan de los beneficios establecidos en las normas; el resto, 4,2 millones (70%), no accede al seguro social por tener un trabajo informal o eventual. (eP)