Noticias El Periódico Tarija

GABRIELA FLORES/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico – octubre 31/2016) La ciudad de Tarija se caracteriza por la producción de uva, elaboración de vino y su promoción en ámbitos tanto nacionales como internacionales. Varias son las familias que empiezan emprendimientos en la elaboración de vinos artesanales, que a lo largo del tiempo fueron alcanzando niveles de calidad y sabor envidiables en el mundo.

Jesús Romero, gerente de “El Valle Divino”, bodega ubicada en el Valle de la Concepción, explicó en entrevista a elPeriódico sobre el proceso de producción y la elaboración de sus vinos artesanales y naturales.

“Nuestros vinos tienen la particularidad de ser elaborados con uva ecológica, uva que no tiene pesticidas ni abonos químicos, esto ya le da una característica especial, nuestro proceso cumple con todas las normas que exige el sector vitivinícola, pero para el tema de la clarificación usamos insumos naturales, son vinos solamente decantados”, detalló Romero.

En este sentido, Romero resaltó que son vinos que al no tener contacto con la madera mantienen las características propias de la calidad de la uva y del proceso de fermentación. Se conservan en subterráneos donde las condiciones de temperatura y humedad son las adecuadas para mantener la calidad e incrementar el sabor.

Por otro lado, la gerente comercial de la bodega de vinos Vilte, Claribel Vilte, informó a elPeriódico que cada bodega tiene características propias, así se encuentren una a lado de la otra.

“Nosotros tenemos los tres tipos de sabor de vino, uno bien dulce, semi-dulce y un áspero, de esta manera cubrimos cualquier gusto que tenga la gente. Son puro jugo de uva, la gente cuando prueba nuestro vino dice: ‘Tiene sabor a uvita’ entonces es porque realmente usamos puro jugo de uva”, detalló Vilte

El contrabando merma la producción

Por otro lado, el sector vitivinícola también se ve perjudicado por el contrabando y la falta de rigidez en las normas para preservar los productos nacionales y brindarles valor agregado. Además, apuntó Vilte, los productores tarijeños tienen que competir con la ventaja tecnológica que usan en la producción de vinos extranjeros comparados con los artesanales, pero aseguró que el sabor de las uvas en especial tarijeñas son únicas en el mundo y todavía queda mucho por explotar en el sector.

La industria vitivinícola local se encuentra en campaña de concientización para que la población realice un buen consumo del vino. “Es importante que nosotros como bodegas culturicemos a la población, el vino no es para farrearse sino para compartir con la gente que quieres”, detalló Vilte.

La cultura vitivinícola en la ciudad de Tarija viene enraizada desde hace mucho tiempo, por lo tanto los productores consideran que se debe promocionar a este producto como alimento, como una herramienta para mantener una buena salud. Asimismo, se da la recomendación de consumir una copita de vino tinto diario asegurando de esta manera una vida más larga que la del promedio, indicó Romero.

Por último, el gerente de “El Valle Divino” dejó a los lectores de elPeriódico una dedicación con el más puro sentido tarijeño en relación a la chispa tarijeña con respecto al vino: “El chapaco cuando se muere se va derechito al infierno para que quiere el cielo si ahí ha estado viviendo”. (eP)

Bodegas Vilte, un trabajo de mujeres

Las bodegas de Vinos “Vilte” se caracteriza por tener en mayor cantidad trabajadoras mujeres. Es una empresa familiar que se dedicó a la producción y venta de vino, ahora ya reconocida en la ciudad y en el país.

“El 85% somos mujeres las que trabajamos en la bodega, a aparte de mi papá, somos 4 hermanas mujeres que trabajamos junto con mi mamá, después todo el resto de personal son mujeres”, informó Vilte.

Con respecto a la importancia que tiene ser una empresa femenina dentro de un sector masculino, Vilte detalló que en ocasiones se sienten en desventaja pero subrayó que el grado de compromiso con el sector es el mismo que los varones.

“Nos sentimos en desventaja, muchas veces vas a reuniones en las que van puros hombres y te creen menos y en otras veces sacamos ventaja porque te dan un mejor lugar. Algunas veces en el tema de traslado de muebles y en armados de puestos de exposición en distintas ferias se nos dificulta bueno porque los hombres tiene mucha más fuerza, pero aunque tardemos más igual lo hacemos y nos queda bien”, apuntó Vilte. (eP)