Noticias El Periódico Tarija

Lo anticipamos y se está cumpliendo, tendremos para mucho tiempo con el PROSOL, seguirá en cartelera, seguirá siendo parte de los diarios y noticieros televisivos, seguiremos viendo a actores como Luis Alfaro, Fernando Barrientos y Marcela Guerrero hablando de lo mismo, sucede que por momentos da la impresión de que nadie quiso en realidad solucionar definitivamente el problema, encontrar una salida real, auténtica. Unos dilatando el tiempo para que se acabe el año y complicar el pago y otros estirando las mesas de diálogo para evitar que se apruebe un nuevo reglamento y así poder cobrar los Bs. 6.000.- por familia campesina. Cada cual tratando de ejecutar su plan de la mejor manera posible aunque en ambos casos se vea el conflicto como la conclusión final.

Lo cierto es que no hay un nuevo procedimiento que establezca pagar menos, por tanto, sigue vigente el que sirvió de base estos últimos años, visto así parecería que los campesinos se salieron con la suya pero el panorama parece ser más complejo que eso pues ahora la gobernación dice que como el PROSOL se apoya en una ley nacional, se ven obligados a pagarlo pero con los recursos que tienen no alcanza para las 30 mil familias, sólo para 10 mil, o sea, cumplirán la ley, no tienen otro camino, pero no les alcanza para pagar a todos. Ante este anuncio la dirigencia campesina ya anticipó que realizarán un ampliado para decidir medidas de presión, más todavía, casi faltó decir que si no hay recursos suficientes no es su problema y que no se aceptará que se les cancele a unos y a otros no, que deben explicar que se hizo con lo que estaba en presupuesto y que se deben realizar las gestiones necesarias para conseguir el dinero faltante.

El planteamiento de la gobernación parece racional pero creemos que ha llegado el momento de blanquear los números, de mostrarle a la gente cuánto se tenía presupuestado, cuánto dinero se destinó para el pago del PROSOL y si está tal cual o si se lo utilizó en otras cosas, es tiempo de informar debidamente para que la ciudadanía tenga pleno y real conocimiento de lo que está sucediendo, basta de reuniones de las que no se conocen los detalles, esta vez debe ser de cara al pueblo, sin más vueltas ni chicanas, de una vez.