Baja la producción de azúcar a 8,5 millones de quintales pero garantizan abastecimiento interno

(ABI).- El presidente del Colegio de Ingenieros Agrónomos de Bolivia (CIAB), Marco Villarroel, informó el miércoles que este año bajó la producción de azúcar a 8,5 millones de quintales por los efectos de la sequía, pero aseguró que está garantizado el abastecimiento de la demanda interna.

«Hace tres años atrás la producción en Bolivia estábamos de 12,5 millones de quintales teníamos un excedente importante que se podía exportar teníamos la suficiente capacidad para exportar. En cambio este año tengo entendido que vamos a cerrar a 8,5 millones de quintales que es prácticamente para el consumo de Bolivia», explicó a la ABI.

Dijo que por la baja producción de caña, por los efectos climáticos, principalmente por la sequía, este año no se registrará excedente en la producción de azúcar para la exportación.

Informó que este año no se logaron renovar los cañaverales por la falta de lluvia e incluso la época de siembra de caña se retrasó entre 50 y 60 días.

«Estos cambios climáticos nos está afectando en tema de producción no es para nadie ningún secreto que la caña de azúcar es uno de los más afectados, son varios años que venimos sufriendo fenómenos climáticos adversos donde está reduciendo año a año la producción de caña de azúcar en vez de ir incrementando», complementó.

Por su parte, el secretario general de la Confederación General de Trabajadores Fabriles de Bolivia, Vitaliano Mamani, garantizó el abastecimiento de azúcar para el mercado interno, tomando en cuenta que la demanda llega a 8,5 millones de quintales.

«Tenemos garantizado azúcar para el mercado interno, lo que no vamos a tener es para el mercado externo, para exportar tenemos garantizado Unagro y Guabirá estamos hablando arriba de los 5 millones de quintales sin tomar otros ingenios», precisó.

Además, dijo que a fin de año se sumará la producción del Ingenio Azucarero de San Buenaventura, que producirá 140.000 quintales de para comercializar a fin de año en los mercados de La Paz y El Alto.