Navarro ratifica que movilización de cooperativistas mineros tenía intereses políticos de desestabilización

(ABI).- El ministro de Minería, Cesar Navarro, ratificó el martes por la noche que la intención de las movilizaciones de los cooperativistas mineros no tenían carácter reivindicativo sino de desestabilización política a través de la confrontación «violenta» contra el Gobierno de Evo Morales.

«Demuestra básicamente que no era una movilización reivindicativa, sino que detrás de los sentimientos de varios cooperativistas mineros, de varios trabajadores cooperativos había otro tipo de intereses políticos porque lo que buscanes un nivel de desestabilización a través de la confrontación violenta de un sector contra el gobierno y en esa confrontación se busca que exista lamentablemente personas que puedan perder la vida para que exista un nivel de auto flagelamiento y auto victimización de un sector y generar un adjetivo contra el Gobierno», remarcó a la televisora Internacional Telesur

Navarro remarcó que esa fue una actitud premeditada y planificada por los cooperativistas privados que buscaba generar un clima de desestabilización a partir de la confrontación.

«Buscaba la desestabilización a partir de la confrontación de un sector altamente organizado con una gran capacidad de movilización, pero también el uso excesivo y masivo de explosivos en el país», complementó.

El Ministro de Minería subrayó que el gobierno abrió las puertas del diálogo en todo momento y dijo que la prueba es que respondió al pliego de 10 puntos el 17 de agosto, sin embargo, los dirigentes de los cooperativistas mineros determinaron convocar a un bloqueo de caminos lo que demuestra que existía una intención de desestabilización política.

«Eso nos demuestra que había una visión política de generar confrontación y desestabilización con este tipo de movilización» insistió.

Navarro dijo que se espera que los cooperativistas mineros tengan la capacidad de rearticularse y entiendan que las demandas tienen que estar vinculadas a su sector y que no pueden tener un sentido de desestabilización.