Tras cuarto intermedio, se retomó sesión en el Senado por el juicio político a Dilma

(INFOBAE) Después de la primera parte de su defensa en el Senado y del posterior cuarto intermedio, se retomó la sesión en la Cámara alta de Brasil por el juicio político a Dilma Rousseff.

Siguiendo el mismo método de este lunes por la mañana, cada senador tendrá cinco minutos para exponer su parecer sobre el caso de la presidente suspendida y luego la mandataria responderá a cada uno –sin límite de tiempo–.

«El 1 de enero de 2015 asumí mi segundo mandato y asumí el compromiso de defender y cumplir la Constitución. En el poder, asumí el compromiso de mantener, defender y respetar la Constitución», comenzó su discurso de esta mañana la jefa de Estado.

«Siempre he creído en la democracia. Jamás atentaría contra ella o practicaría actos contrarios para los que me eligieron. Entre mis defectos no está la cobardía», resaltó.

Y agregó: «Lucho por un Brasil más igualitario y soberano. Lucho por la democracia, la verdad y la Justicia. Lucho para el pueblo de mi país, para su bienestar».
«Lo que está en juego en el juicio político no sólo es mi mandato. Es el respeto a las urnas, a la voluntad del pueblo y la Constitución. Lo que están en juego son los logros de los últimos 13 años: los ingresos de la población, los más pobres y la clase media. Está en juego la estabilidad».

La mandataria, sin nombrarlos, criticó a quienes tomaron el poder en mayo: «La verdad es que el resultado de las elecciones de 2014 fue un duro golpe para los sectores de la élite brasileña conservadora. Como es típico de las élites autoritarias, querían el poder a cualquier precio».

La votación que decidirá la suerte de Rousseff está prevista para este martes o miércoles, y allí la presidente podrá perder definitivamente el poder si así lo decide la mayoría calificada de 54 votos entre los 81 senadores.