La oposición venezolana llevará el caso de Leopoldo López a la ONU

(INFOBAE) El presidente de la Comisión de Política Exterior del Parlamento venezolano, el opositor Luis Florido, dijo este sábado que el caso del político opositor preso Leopoldo López será llevado a la ONU, luego de que el viernes una corte de apelaciones del Tribunal Supremo (TSJ) ratificara su condena de casi 14 años de cárcel.

«Caso de @leopoldolopez será llevado a Naciones Unidas y el pueblo de Venezuela ratificará su sentencia de libertad el 1 de septiembre», escribió Florido en su cuenta de la red social Twitter, haciendo también referencia a la denominada «Toma de Caracas», manifestación convocada para exigir el referendo revocatorio de Nicolás Maduro.

El viernes la Corte de Apelaciones del TSJ ratificó la sentencia contra Leopoldo López, condenado a 13 años, nueve meses y siete días de prisión por la violencia desatada en una protesta antigubernamental en febrero de 2014.

La condena, que fue dictada por un tribunal en septiembre de 2015, había sido apelada por la defensa del fundador del partido Voluntad Popular (VP) hace tres semanas en una audiencia que se extendió por unas de 15 horas.

La defensa tenía casi una semana esperando la repuesta del tribunal que debió darse dentro de los díez días hábiles siguientes a la audiencia de apelación, pero que se retrasó porque la corte que lleva el caso mantuvo sus puertas cerradas por varios días.

La alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) rechazó en un comunicado la decisión y la calificó de «insólita» y aseguró que en Venezuela la denegación de justicia no es una «falla del sistema», un «accidente procesal», sino el resultado esperado de un «sistema judicial diseñado no para administrar justicia sino para aplicar venganzas».

La decisión del tribunal «es una nueva mancha en el trágico historial de derechos humanos del país», indicó la organización en un comunicado.

El dirigente opositor es «la víctima de una perversa ‘caza de brujas’ contra cualquiera que se atreva a estar en desacuerdo con el gobierno de Venezuela», indicó Carolina Jiménez, directora de investigación de Amnistía.

Para Amnistía, López «es un preso de conciencia y debe ser liberado inmediata e incondicionalmente» pues el procedimiento en su contra «podría tener una motivación política», añade la nota.