Irán ejecutó a un científico nuclear que regresó de EEUU en 2010

(INFOBAE) El científico nuclear iraní Shahram Amiri, detenido desde 2010, fue ejecutado en la horca esta semana, según informó su familia a la cadena británica BBC.

La madre de Amiri dijo que el cuerpo de su hijo había sido devuelto a su ciudad de origen con las marcas de la cuerda alrededor de su cuello, mostrando que había sido ahorcado, y posteriormente fue enterrado, añadió la cadena.

Según la BBC, algunos informes consideraban que Amiri tenía un profundo conocimiento del programa nuclear de Irán. Amiri, que nació en 1977, desapareció después de acudir a una peregrinación a la Meca en 2009.

Amiri estuvo detenido en Irán en lugar secreto después de regresar de Estados Unidos en 2010, donde dijo que había sido secuestrado por la CIA. Sin embargo, en otro video afirmó que todo este tiempo estuvo prófugo, ocultándose del gobierno norteamericano. Posteriormente, no pudo probar su secuestro. Funcionarios estadounidenses aseguraron que el científico era un informador a sueldo que se había arrepentido de traicionar a su país, por lo que decidió inventar una historia para poder regresar.

Al investigador se le perdió el rastro en 2009, en una peregrinación a La Meca. Apareció en EEUU un año más tarde diciendo que había sido secuestrado y puesto bajo «presión psicológica intensa para revelar información sensible» por la CIA, y regresó como un héroe a la República Islámica. Sin embargo, tras meses de exposición mediática, otra vez se borró del mapa. Luego, se confirmó que había sido detenido por las autoridades.

Funcionarios estadounidenses, que hablaron bajo condición de anonimato, especularon que Amiri podría haber partido abruptamente de Estados Unidos en 2010 por temores a que el Gobierno iraní pudiera lastimar a su familia. Un oficial aseguró que el científico había recibido 5 millones de dólares en compensación por la información ofrecida a la CIA.