Paraguay sobre la crisis en el Mercosur: «Se debe dejar de lado el amiguismo ideológico»

(INFOBAE) El Mercosur está envuelto en una grave crisis tras la asunción de Venezuela en la presidencia temporal del bloque, a la que se oponen Paraguay, Argentina y Brasil. El canciller paraguayo, Eladio Loizaga, dijo que el bloque regional debe «volver a sus raíces económicas, libre circulación de bienes, dejar el lado político, el amiguismo ideológico y que cada país miembro respete su propio proceso político interno».

Durante la ceremonia inaugural de Río 2016, junto al presidente, Horacio Cartes, añadió que consolidar el fundamento comercial es el principal desafío del Mercosur, en especial cuando se han iniciado las conversaciones con la Unión Europea para la consecución de un acuerdo de libre comercio.

El Mercosur está inmerso en una crisis desde que el pasado fin de semana el gobierno de Venezuela anunció que asumía la presidencia temporal que había dejado Uruguay, tras cumplir los seis meses de duración de ese mandato.

Esa decisión de Venezuela no fue reconocida por Paraguay, Argentina y Brasil, que consideran que la presidencia está vacante y no debe recaer en el país caribeño. Paraguay argumenta que Venezuela dio ese paso de forma unilateral y sin el consenso del resto de los miembros, y que el gobierno de Nicolás Maduro no reúne los requisitos democráticos para presidir el bloque.

La crisis subió de tono el pasado miércoles tras las declaraciones de Maduro, quien llamó a los venezolanos a «cerrar filas» ante la persecución de la «triple alianza de torturadores de Sudamérica», en referencia a los gobiernos de los presidentes de Argentina, Mauricio Macri; de Brasil, Michel Temer (interino), y de Paraguay, Horacio Cartes.

Paraguay transmitió el jueves a Venezuela su rechazo a esas declaraciones, que calificó de «ofensivas», y hoy llamó a consultas a su embajador en Venezuela, Enrique Jara.

La ministra de Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, declaró: «Estamos sorprendidos de la forma como se pretende atropellar los tratados internacionales. Las normas son muy claras, la presidencia pro tempore corresponde de pleno derecho a Venezuela», dijo en una declaración leída desde la Cancillería venezolana.