Histórico: se rompió el protocolo de los Juegos Olímpicos para evitar que el presidente Michel Temer fuese abucheado

(INFOBAE) El discutido presidente interino de Brasil, Michel Temer, no fue presentado este viernes al inicio de la ceremonia de inauguración de los Juegos de Rio-2016, pese a que estaba previsto en el programa oficial.

Al principio de la fiesta (23:00 GMT), por la megafonía del estadio Maracaná se presentó al presidente del Comité Olímpico Internacional, el alemán Thomas Bach, pero no así al gobernante interino brasileño.

De esta forma, los organizadores quebraron el protocolo de los Juegos Olímpicos para impedir que el mandatario del país anfitrión sea abucheado por el público presente en el estadio Maracaná.

Temer sustituyó a Dilma Rousseff en mayo pasado, después de que la anterior presidenta fuera suspendida de sus funciones y apenas tiene un índice de aceptación del 22% en el país.

Rousseff, que está a la espera de someterse a un proceso de destitución, declinó la invitación a participar en la ceremonia.

Temer sí marcó su presencia en Maracaná, sentado a la izquierda de Bach en el palco presidencial. A la derecha del presidente del COI se sentó el secretario general de Naciones Unidas, el surcoreano Ban Ki-moon, que dirigió unas palabras de bienvenida, en un mensaje de video difundido en las pantallas del estadio antes del inicio de la ceremonia.

La semana pasada, Michel Temer había asegurado estar «preparadísimo» para ser abucheado en la apertura de los Juegos Olímpicos. «Como decía (el escritor brasileño) Nelson Rodrigues, en el Maracaná se abuchea hasta el minuto de silencio. Estoy preparadísimo, no tengo la menor duda sobre eso», declaró Temer en una entrevista con el diario Zero Hora de la ciudad de Porto Alegre.

Más temprano, una manifestación contra el presidente interino en el paseo marítimo de Copacabana, la playa más emblemática de Brasil, obligó al Comité Organizador a cambiar el recorrido de la antorcha olímpica pocas horas antes de la inauguración de los Juegos.