La casa de Isaac Attie está al borde del colapso

SHIRLEY ESCALANTE/BOLINFO/TARIJA

(elPeriódico-agosto 03/2016) La casa del ex alcalde de Tarija Isaac Attie, que está ubicada entre las calles General Trigo y Bolívar, se ha convertido en una preocupación para algunas autoridades municipales, quienes aseguran que el edifico obliga a los peatones a bajar de la calzada sin importar que su vida esté en peligro.

Actualmente la edificación se encuentra amurallada con calaminas y sujeta a largos palos, sin embargo, pese al estado, algunos peatones pasan por la infraestructura que corre el riesgo de caerse en cualquier momento.

El concejal por el Movimiento Al Socialismo (MAS) Freddy Yucra dio a conocer que junto a vecinos de la zona central, realizaron una inspección técnica a la edificación, pero en la última semana observa como las calaminas que están en casi media calle causa inseguridad al peatón.

“Los palos no eran para apoyar a la construcción sino para que no pasara la gente”, dijo Yucra.

Asimismo, resaltó que existe una ley en la que se establece la dotación de recursos económicos para su mantenimiento, pero pese a que la misma ya está ocho meses en vigencia, no está siendo acatada con normalidad.

“Nosotros visitamos la construcción, está sin techo, es solo una pared que rodea”, refirió el concejal, quien cree que el dueño pretende hacer demoler el inmueble para construir un edificio.

Respuesta

Por su parte el secretario de Obras Públicas del Gobierno municipal de Cercado, Gonzalo de los Ríos, aseveró que si se dejaron las calaminas en el frontis del edificio en mantenimiento es precisamente para prevenir que se afecte a los peatones que circulan por el lugar en caso de un derrumbe de pared.

“Sería importante invitarlo al concejal Yucra para que forme parte de la comisión de toma de decisiones del municipio”, sostuvo De los Ríos.

Asimismo refirió que es responsabilidad de la ciudadanía evitar de circular por el lugar amurallado, ya que parte de cada persona caminar por la acera que está libre, es decir, la de en frente, sin embargo colocarán una cinta que indique el peligro y prohibición que implica pasar por el inmueble.

“Los transeúntes también deben poner de su parte, ya que nosotros ponemos algo para prevenir pero pese a ello siguen haciéndolo”, finalizó. (eP)